A la sombra de las pirámides

Poco más de 24 horas ha durado el viaje del papa Francisco a Egipto repartidos entre los días 28 y 29 de abril. Su viaje a la sombra de las viejas pirámides ha sido todo un mensaje evangélico para nuestra sociedad.

El papa Francisco ha sabido adaptarlo al auditorio y al lugar en cada uno de sus parlamentos. En el encuentro con el Gran Imán Ahmed Al Tayyeb en la Universidad de Al-Azhar ha hablado de la formación de la juventud en la paz y en el diálogo como contenidos de la fe islámica y cristiana, que se basan en la creencia en un Dios creador; así como del islam y el cristianismo portadores de valores que enriquecen y llenan de sentido a nuestra sociedad.

En el encuentro con el papa copto ortodoxo, S.S. Tawados II, trató de las verdades cristianas que nos unen a las dos iglesias copto-ortodoxa y católica, y de la necesidad de relación fraterna de las dos confesiones en un diálogo continuo y respetuoso. También de la situación de sufrimiento en la que se encuentran los cristianos en Egipto y sus mártires.

Con Abdel-Fattah Al Sisi, presidente egipcio, habló de justicia social citando las palabras del propio Al Sisi.

Y en la misa para los fieles católicos, celebrada en el Estadio de la Aeronáutica ante unos 25.000 fieles, el papa Francisco lanzó al mundo y a la sociedad el mensaje-resumen de la fe cristiana que obliga de manera muy especial a todos los que nos reconocemos católicos: ”La verdadera fe es la que nos hace más caritativos, más misericordiosos, más honestos y más humanos; es la que anima los corazones para llevarlos a amar a todos gratuitamente, sin distinción ni preferencias, es la que nos hace ver al otro no como a un enemigo para derrotar, sino como a un hermano para amar, servir y ayudar, es la que nos lleva a difundir, a defender y a vivir la cultura del encuentro, del diálogo, del respeto y de la fraternidad.(…)A dios sólo le agrada la fe profesada con la vida, porque el único extremismo que se permite a los creyentes es el de la caridad”.

Las sombras de las pirámides se pueden ver desde distintos ángulos y dependen de la posición del sol… también las palabras del papa Francisco, las dichas y no dichas, los temas tratados u omitidos y la manera de abordarlos tienen sombras, claros y ángulos. Quien quiera tratar de ello que, por favor, se lea antes sus parlamentos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *