Aproximaciones al populismo (I)

No pocos consideran al populismo que desborda, con mejores o peores argumentos, el mundo de la política como una posverdad. Concepto novedoso que describe la situación en la cual, a la hora de crear y modelar la opinión pública, los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales, es decir, que “algo aparente ser verdad es más importante que la propia verdad “. Dicho lo cual, me curo en salud al titular estas líneas como “aproximaciones”, simplemente porque el concepto “populismo” usado por tirios y troyanos para defender su verdad adquiere mil formas en un mundo, en una sociedad, cambiante, diversa, licuosa, donde rigen nuevas cualidades políticas. Algunos pretenden diluir las  políticas clásicas, izquierda/derecha con sus equivalentes viejos partidos, en otras novedosas con fuertes y significativos liderazgos y con soluciones radicales (claras y simples) dirigidas a amplios segmentos miedosos y desconcertados ante la incapacidad de las medidas convencionales de dar respuesta a los nuevos retos del s. XXI.

La realidad es que la política clásica es rechazada desde EEUU (victoria de Trump) hasta el Reino Unido (Brexit), pasando por la existencia relevantes de partidos antieuropeístas en el seno de la UE que regresan a los valores patrios y que rechazan sin complejos la diversidad (étnica, cultura, étnica). La neoderecha dura y pura se extiende a espacios territoriales y políticos hasta hace escasos años ocupados por la izquierda (especialmente  la socialdemocracia), y rompe mitos tan sólidos como el republicanismo en Francia. Su populismo es claro y basado en miedos e inseguridades de los que la crisis de los refugiados es la espoleta: invasión masiva, potenciales terroristas, ocupan nuestros trabajos y colapsan los servicios sociales.

Mientras la derecha clásica es superada en Francia, Holanda, Polonia, países nórdicos, Hungría, Bulgaria…, en España la inmensa mayoría de la derecha social (incluida la más conservadora y la más centrista) está ubicada en el PP, y últimamente también en Ciudadanos. Ello no implica que tal ultraderecha no tenga presencia (con diversa intensidad) en diversos medios de comunicación (Intereconomía, 13TV, la Razón, radio EsRadio…) y también su influencia en el seno del PP y en múltiples propuestas y leyes aprobadas en el Parlamento, especialmente cuando los populares tenían mayoría absoluta. La explicación de la inexistencia en España de partidos políticos de extrema derecha en nuestras diversas instituciones es compleja y, en consecuencia, dejo en el tintero un análisis más detallado.

Continuará.

Un comentari a “Aproximaciones al populismo (I)

  1. Excelente artículo, por fin alguien aclara qué es eso del populismo y, encima, ya el colmo de la claridad, pone ejemplos. Una lección de politología, se lo voy hacer leer a mis alumnos.
    Gracias Toni por crear espacios de libertad como El Periscopi

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *