Avestruz (Struthio camelus)

A muchos de los llamados líderes y de los barones y Baronesas del PSOE, se les llena la boca diciendo más o menos lo siguiente: “Ahora, lo principal es España y después el Partido). Y sinceramente, creo que mienten. Mienten descaradamente. Mienten con la impunidad que les da el creer en la fragilidad de memoria de su electorado. Mienten en su afán de mantener su triste cosecha de escaños. Mienten por pensar que: “lo importante es ahora, los que vengan detrás que se las arreglen” Mienten por decirnos que entregar el poder a un partido Para asegurar la estabilidad a España. Partido al que se está juzgando por el caso Gurtel de momento en una pieza separada. Un partido que tiene pendientes a infinidad de sus antiguos dirigentes imputados (investigados) en los casos Taula y Púnica y Velódromo entre otros. Un partido Que tiene pendiente de sentencia a distintos ex dirigentes por el caso Noos. Un partido que ya tiene un ex Ministro y ex Presidente autonómico y a un ex Presidente de Dipitación condenados en firme Un partido en el que supuestamente entregaba a sus alcaldes un Power Point explicativo de la forma de financiarse ilegalmente. Un partido que…

Pues bien, a ese partido, al parecer pretende dar el gobierno de España el PP en un alarde de lo que ellos llaman sensatez y responsabilidad política.

Pero creo que somos muchos que a esa conducta, le llamamos hipocresía, le llamamos egoísmo por mantener sus sillones, le llamamos servidumbre para mantener abiertas las puertas giratorias, le llamamos temor que en unas hipotéticas terceras elecciones obtengan aún perores elecciones y sobre todo terror a abrir un diálogo que pueda abordar el tema de la organización territorial y política y buscar soluciones que puedan servir para salir del atolladero en que nos metió el rechazo el Tribunal Constitucional con su sentencia sobre el Estatut de Autonomía de Catalunya.

Por otra parte, cuando se desenterraron los cuchillos, navajas y facas, fue cuando el Sr. Sánchez insinuó la posibilidad de formar un gobierno con el soporte de los nacionalistas y eso los nacionalistas centralistas, no lo podían consentir, aunque quizás sería mejor dejar este tema para un próximo escritp

Y si, con unas terceras elecciones, el PSOE podría obtener unos resultados pésimos, pero los que obtuviera, serían con dignidad, defendiendo unas ideas de las que siempre ha presumido, y de las derrotas se puede resurgir, pero de la indignidad es mucho más difícil y hoy en día es indigno entregar la gobernabilidad de un país a un partido como el PP que se le hurgue por donde se le hurgue aparece corrupción y mal gobierno.

Pero como no soy del PSOE no puedo en modo alguno que entierre la cabeza en la suciedad, que no en la tierra en este caso, para no ver lo que ocurre a su alrededor

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *