Berlusconi: Resurrection

Cuando el pluri-condenado Silvio Berlusconi fue expulsado del Parlamento, tras su condena, todos habíamos probado una pequeña sensación de alivio porque por una vez la Ley había funcionado. En pocos pero habíamos creído en su definitiva muerte política, de hecho él no ha parado sus maniobras, rompiendo el PDL en dos, Nuovo Centro Destra, con su delfín Angelino “Jolie” Alfano, y Forza Italia.

 

Lo que nadie se podía esperar fue el acto tan descarado del nuevo secretario del PD, Matteo Renzi. El joven alcalde de Florencia, a pesar de sus pasadas visitas en la villa del Cavaliere Nero, siempre había tranquilizado el ya “apaleado” electorado de izquierda twitteando frases como, “Querido Silvio, hay personas que no se pueden comprar, yo soy una de aquellas”, “¿Me has abierto las puertas? Ciérralas, que entra frío.” o “Será un gran día para mi partido cuando por fin se darán cuenta que Berlusconi se tiene que jubilar”. Por lo tanto fue un verdadero trauma cuando el pasado sábado 18 de enero se anunciaba en pompa magna el encuentro entre Renzi y Berlusconi, a petición del primero en la sede del PD, bajo una bandera de Che Guevara (pobre Che, si sólo se pudiera enterar…).

 

Tras dos horas y media de encuentro, donde nadie pudo asistir o grabar (¡que viva la democracia!), Renzi salió con una gran sonrisa declarando: “Hemos hablado de la reforma electoral, llegando a un posible acuerdo. También hemos confrontado opiniones sobre otras reformas constitucionales. Hay una profunda sintonía entre Berlusconi y yo.”

 

Este encuentro vino después del torpe intento de Renzi de conseguir un acuerdo con el M5S con la declaración “Beppe (Grillo), hagamos la ley electoral juntos y yo devolveré los 40 millones de euros de la financiación pública del PD”. Siendo esta propuesta extremamente parecida a la peli “Un día de perros” con Al Pacino, la consecuente respuesta de los diputados del M5S fue un rotundo “devuelve el dinero que no es tuyo, antes, y luego hablaremos de reformas.” Ninguna respuesta salió de la boca de Renzi.

 

Pasado el shock inicial de los electores del PD, que se sintieron defraudados por haber pagado 2 euros en las primarias para que Renzi, como nuevo líder de izquierda, pudiera cambiar Italia, y pasadas las risas sarcásticas de los del M5S, que llevaron los dos días siguientes repitiendo “Os habíamos avisado”, ha llegado el momento de pensar y razonar.

Una vez más, Berlusconi se está encaminando hacia su fin y alguien del PD lo vuelve a poner en juego, ¿por qué? ¿Cómo se puede hablar de reforma electoral y de reformas constitucionales con un pluri-condenado? ¿Por qué hablar de reformas institucionales con un hombre que en el parlamento ya no puede entrar? ¿No es el parlamento que hace las leyes? ¿Por qué la misma prensa que en febrero 2013 se había inventado el título “pacto Grillo Berlusconi para parar Italia” ahora escribe “acuerdo Renzi Berlusconi para las reformas”?

 

Para los que piensan que ésta sea solo una coincidencia y que no haya otras conecciones entre PD y Berlusconi pongo el enlace de este artículo: http://stephenneenan.wordpress.com/2013/04/29/beppe-grillo-story-parte-5/.

 

Finalmente, una pequeña pero amarga satisfacción personal.

 

El año pasado, convencido de tener la razón, me pegué unas cuantas discusiones con quien decía que era culpa de Grillo y del M5S si Berlusconi seguía en la política italiana. Gente que defendía el PD me decía “ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos” (traducción, PD = bueno, M5S = malo). A muchos socialistas he dicho, y seguiré diciendo, que el PD no es un buen modelo a seguir por que es sólo un instrumento de algunos para guardar sillones y sueldos y que, si se quiere hacer el bien de los ciudadanos, hay que copiar las propuestas y la manera de trabajar del Movimento 5 Stelle.

 

Después de este último acto de servilismo de la izquierda italiana a Berlusconi, espero que alguien me enviará sus disculpas o que por lo menos me diga “tenías razón”.

 

Mi móvil aún no ha sonado pero confío en que pronto lo hará.

Un comentari a “Berlusconi: Resurrection

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *