Candidatas

Una de las críticas más recurrentes entre los escépticos acerca del proceso de primarias iniciado por el PSOE es que, al decidir personas pero no ideas, al final el resultado es el mismo, y se preguntan para qué sirve entonces todo el proceso. Permitidme el símil futbolístico, pero coincidiréis conmigo en que el Barça del Tata Martino, con prácticamente la misma plantilla con la que contó Pep Guardiola, no juega precisamente a lo mismo, y ya veremos si consigue los mismos resultados. Y entiendo que hay suficientes elementos para poder comparar, tanto en lo relativo a gestión, pues ambas aspirantes gobernaron durante la misma legislatura entidades de gobierno con características homologables, como por lo tocante a su manera de ejercer la oposición, pues ambas se las ven con una mayoría absoluta del PP en sus respectivas instituciones.

Durante la legislatura 2007-2011, las dos estuvieron al frente de gobiernos de coalición con Més y la extinta UM. Ambas tuvieron un presupuesto equivalente (unos 360 millones de euros). Puede argumentarse que el Consell tiene que ocuparse de una población mayor (al incluirse Palma en su área de responsabilidad) pero también es cierto que sus actuaciones se centran, lógicamente, fuera del área metropolitana en su mayor parte. En ese contexto, conviene repasar las principales actuaciones llevadas a cabo durante los tres años en los que pudieron gestionar con relativa mayoría (pues no hay que olvidar que en Palma se sacó a UM de la gestión en cuanto empezaron a salir a la luz irregularidades y se pasó a gobernar en minoría en las tres instituciones). En el caso del Consell, se consiguió la declaración como Patrimonio de la Humanidad de la Serra de Tramuntana y se pusieron en marcha actuaciones a largo plazo como la Mallorca Film Commision; también hubo tareas de gestión y recuperación de patrimonio importantes. En el caso de Palma, no me quedo corto si afirmo que se cambió la faz de la ciudad más en una legislatura que en los anteriores dieciséis años de gobierno del PP. La implantación de los ejes cívicos y la determinación de recuperar la ciudad para el peatón serían suficientes, a pesar de las no pocas resistencias por parte de según qué sectores.

En cuanto a la tarea de oposición, podemos repasar lo sucedido en la actual legislatura. Por un lado tenemos un Parlament Balear que parece rememorar la Primera Guerra Mundial recreando en el hemiciclo la guerra de trincheras de 1914. Debates a cara de perro, acusaciones cruzadas continuas y un Govern que acaba haciendo lo que le da la gana, amparándose en la confrontación para evitar acuerdo alguno. Como consecuencia, tenemos un Parlament que en ocasiones causa vergüenza ajena, como en el caso de la payasada de las declaraciones de persona non grata planteadas la semana pasada, que generan mucho titular y apoyo de los afines pero, para la resolución satisfactoria del conflicto de las prospecciones, más bien poco. En cambio, en el Ajuntament de Palma, con el mismo PP contando con una mayoría equivalente, la mano izquierda a la hora de plantear y denunciar los temas ha permitido avanzar en algunas cuestiones lo que sería la agenda de la oposición, como en el caso de la declaración de Palma como ciudad antidesahucios, sin que ello haya restado firmeza en la oposición, como se ha visto en múltiples ocasiones (caso policía local, ordenanza cívica, etc).

Tampoco hay que olvidar que se trata de la elección de la mejor candidata para las elecciones autonómicas, así que no hay que perder de vista los resultados obtenidos previamente, especialmente cuando coincidieron el mismo día en sus respectivos comicios: Aina Calvo obtuvo 39.071 votos en las municipales de Palma, mientras que Francina Armengol obtuvo 79.551 en el total de Mallorca; pero si se miran los votos al Consell obtenidos en las mesas correspondientes a Palma, se observa que obtuvo 34.393, 4.678 menos que Aina Calvo, un 13% menos de votos. Habrá quien quiera atribuir la diferencia a los ciudadanos que pueden votar en municipales pero no autonómicas, pero si ese fuera el caso los porcentajes conseguidos serían equivalentes, y no es así: 24,70% para la lista al Consell, 26,94% para la municipal.

Es cierto que, en cuanto a la gestión interna del partido, Armengol ha desarrollado una tarea más completa que Aina, sobretodo en los elementos parametrizables, como el número de afiliados, aunque lamento no tener los datos pues el PSIB no destaca por una especial transparencia en ese aspecto. Pero lo que se está planteando en estas primarias es la elección de candidata a presidir el próximo Govern de les Illes Balears, no la próxima secretaria general del PSIB.

Sí, sé que también hay otro precandidato, Joan Mesquida, pero en su caso no tengo conocimiento alguno ni de su gestión a nivel regional, ni de si se ha enfrentado nunca al debate con la oposición. Pero por sus declaraciones me deja claro que aboga por una grand coalition con la que nunca estaré de acuerdo mientras el PP siga siendo este PP.

Aunque pueda parecerlo, no he planteado este artículo para los militantes del PSIB, para empezar porque dudo que exista aún ningún militante en Balears que no tenga ya su voto decidido. Además, al fin y al cabo, dudo que más de tres o cuatro de la docena de personas que se toman la molestia de leerme (y entiendo que la mitad de vosotros por una cuestión de cortesía) tengáis más ganas de votar a esta formación que de participar en Gandia Shore. Pero para quienes votan en clave progresista, sí creo que esta debería ser una oportunidad, sin tener que comprometer el voto propio, para elegir a la persona con quien se pueda establecer una nueva mayoría de izquierdas en Balears.

6 comentaris a “Candidatas

  1. Buen artículo. Siguiendo con el símil del fútbol, te diría que la plantilla en nombres es similar, pero no son los mismos. Supongo que estarás de acuerdo que Puyol y Xavi no son los mismos, ni siquiera Messi. Y ahí quizá está el mayor de los problemas, y es que después de 2007, llegó 2011, y la situación no es la misma, ni algunos jugadores.
    Llevo muy poco en este partido (no sé cuanto duraré), y salvo ser un poco “toca narices” en mi agrupación, me dedico a escuchar y leeros. En mi opinión, el éxito de este proceso, no está en quien gane (bueno, supongo que para según quién sí), sino en la participación fuera de lo que es militancia y su entorno (familia, amigos que colaboren, etc.) Mas que nada, porque se está vendiendo como un activo para 2015, y ya veremos a) como es de grande y b) como se gestiona con posteridad.
    Por último, decirte que no te he leído por compromiso, y seguiré leyéndote. Por cierto mi voto no está decidido, entre otras cosas, porque no tengo (o me han dado) ningún argumento de peso para decidirme.
    Un cordial saludo.

  2. TOM, muy buena reflexión. Dario: tienes razón, el éxito depende de la participación. Hay que moverse. Respeto tu voto no decidido. Pero las dos precandidatas no son “iguales” aunque se nos pretenda vender así. Por si interesa lee mi colaboración en e periscopi de hoy: PRIMARIAS, IMPRESCINDIBLE EL CAMBIO.

  3. Antonio, mas que mi voto era mi Aval (siento mi confusión). No, no son iguales, cierto. Pero sinceramente, tengo argumentos para no avalar a algunos candidatos (por propios principios o ideas), y no tengo argumentos para dar mi aval a otros (llevo poco tiempo, y tampoco me los han dado a conocer).
    Creo que el día que entendamos un aval, como una representación de nuestras familias, amigos, gente que nos rodea, e incluso una porción de los votantes (y futuros), y actuemos con nivel de exigencia equivalente, irá mucho mejor. Entendedme, no se trata de ser el centro de universo, sino que que nos obliguemos a bases, dirigentes y candidatos, a dar lo mejor, lo máximo en nuestras primarias (fase aval), para dar la mejor versión al ciudadano en primarias abiertas y elecciones varias.
    En fin, no creo que esto sea foro por respeto al autor de la entrada. Supongo que nos veremos, o via @DarioDba en twitter, o tomando un café cuando queráis 🙂 Muchas gracias, y un saludo

  4. Tom, me sumo a la apreciación del amigo Tarabini sobre la calidad de tu reflexión y no puedo más que felicitarte por lo bien trabado de tu relato. Ahora bien, ne he logrado entender el alcance de lo que manifiestas en el cuarto párrafo de tu exposición y la comparación que haces entre resultados electorales. Mala técnica suele ser,en comportamiento electoral efectuar analogías con resultados agregados, aunque sea a nivel de distrito electoral. En mi humilde opinión, predeterminar aprioristicamente quien puede ser mejor candidato para alcanzar la posible gobernación de la CAIB, no deja de ser un ejercicio de pura especulación y generalmente no exenta de un importante sesgo de carácter personal. Si a ello unimos nuestro peculiar sistema electoral en la CAIB, la magnitud de cada distrito y el efecto insular del modelo ya me contarás.

  5. Yo sigo convencido que en la elección entre las candidatas pesa una trayectoria en que la transparencia en la formación de equipos, institucionales u orgánicos, y en el modelo de plantear la participación de los socialistas en la toma de decisiones ha sido insignificante en sentido amplio han sido idénticos. Por ello al final cada uno de los militantes decidirá en función de la empatia directa que sienta por cada una de ellas. Creo evidente q en Palma la proximidad favorecerá a Calvo yen la Part Forana la ventaja sera de Francina. La participación externa podría ser decisiva si es lo suficientemente amplia de acuerdo con ambos Tonis

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Candidatas

Durante muchos años, Margaret Thatcher fue el ejemplo que los /las antifeministas utilizaron para estigmatizar el acceso al poder de las mujeres. Confundían una vez más la normalización de la participación al 50% de los dos sexos, en cualquier estamento social, con una forma de hacer y comportarse propia de nuestro género.
Es decir: un comportamiento duro y una ideología conservadora, parece que ha de ser propia de varones. A estos no se les va a juzgar más allá de sus aciertos o sus errores, jamás porque tuvieran que tener modos o maneras más blanditos o algodonosos.

La Thatcher, desde luego no se parecía a Doris Day, almibarada representación de la mujer-mujer, muy al gusto del tea party estadounidense. Pero la eligió su partido y la votaron sus electores, en una época difícil para nuestra participación política.

Eran tiempos en los que eran tan escasas las mujeres que podían presidir sus países o los gobiernos de sus países, que no nos podíamos permitir el lujo de juzgarla y condenarla, sabiendo como sabíamos que solo era cuestión de tiempo, poder comparar y elegir.

Ahora ya tenemos un buen elenco: Dilma Roussseff (Brasil), Angela Merkel (Alemania), Cristina Fernández (Argentina), Johanna Sigurdardottir (Islandia), Jadranka Kosor (Croacia), Tarja Halonen (Finlandia) Mary McAleese (Irlanda) Pratibha Patil (India) Dalia Grybauskaite (Lituania) Doris Leuthard (Suiza) Ellen Johnson Sirleaf (Liberia) Laura Chinchilla (Costa Rica) Cheija Hasina Wajed (Bangla Desh).

Y dos candidatas de lujo: una para para Chile, ya confirmada y otra para Estados Unidos, a punto de decidirse. ¡Y las dos estupendas! Michelle Bachelet hija de Alberto Bachelet, fallecido en prisión durante la dictadura militar de Pinochet, exiliada de su país después de ser detenida en 1975, regresa en 1979 uniéndose a diversos movimientos contrarios a la dictadura. Ya en democracia forma parte de dos gobiernos uno como Ministra de Salud (es médica pediatra) y otro como Ministra de defensa, siendo la primera mujer del país y de Iberoamérica en ocupar dicho puesto.

Michelle asume la presidencia de la República de Chile el 11 de marzo de 2006, acabando su mandato en 2010, con unas cifras de popularidad que alcanzaron índices históricos que ningún Jefe de Estado en el país haya tenido al momento de dejar el cargo, finalizando con un 84,1% de aprobación. A nivel internacional, Bachelet generó gran influencia durante su mandato, catalogada como una de los 100 pensadores/as globales más destacados del mundo, por su aporte al mercado de las ideas principalmente relacionado con políticas de protección social en un contexto de apertura de mercados. Tras su mandato, Bachelet asume la dirección de ONU MUJER, cargo que abandona al proclamar su candidatura a la presidencia de su país.

Hillary Clinton, perdió las primarias frente a Obama en 2008. A puntito estuvo de ganar, pero era una pugna muy difícil: el primer negro presidente de un país que hasta hace bien poco los sentaba en la parte de atrás de los autobuses o la primera mujer presidenta de un país con enraizados valores patriarcales.

Recuerdo que entonces leía con avidez los artículos de opinión sobre uno y otra. Y me di cuenta, de que los tópicos ya estaban servidos y alimentaban al ganador: una vez más decían que ella era fría, que no sabía conectar con el electorado…

Impulsora del plan de asistencia sanitaria en 1994, que finalmente no fue aprobado por el Congreso, apoyó la creación del programa de seguro médico para niños. Senadora, experta en política exterior y Secretaria de Estado con Obama. Instauró cambios institucionales que buscaban maximizar la eficacia departamental y promover el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo.

Hillary dijo en un foro mundial que los derechos de la mujer son “el asunto no solucionado del siglo XXI” en Estados Unidos y en todo el mundo. “Para que Estados Unidos lidere en la forma en que esperamos que lo haga, hace falta dar a las mujeres la oportunidad de participar integralmente en la economía y la sociedad”. Y además apoya el matrimonio homosexual.

Preparadas, inteligentes, promovedoras de políticas sociales… ¡FEMINISTAS! Y ahora ya lo podemos decir: estas mujeres nos gustan y hay otras muchas que no.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *