Corazón & papeles

Cuando se produce un atentado, como el de Manchester, por ejemplo, al hablar del presunto autor se hace referencia a su nacionalidad y a sus orígenes. Así se dice británico de origen libio, británico de segunda generación, etc. Los carnets de identidad y los pasaportes pueden decir una cosa (que es la oficial), pero el corazón y los sentimientos pueden dicen otra que es la que vale e importa, es la que cuenta en el día a día.

Los documentos no entienden de sentimientos.

Sería muy complicado acoplar los papeles a los sentimientos, porque estos son muy íntimos y personales, no entienden de fronteras ni de legislaciones; son imprevisibles y cambiantes, sin atender a norma alguna. Cada cual se acomoda a sus propios sentimientos y taraná. No existe legislación que los regule.

Por ello hay muchos, muchísimos DNI y pasaportes falsos o mentirosos o que no dicen la verdad en este tema que estamos comentando.

La integración de extra-originarios (no digo extranjeros) es difícil y requiere mucho tacto, y depende casi al ciento por ciento de la acogida que se les dispensa y de la convivencia que le sigue. También de quien emigra. Y esto sirve para los que vienen de otras naciones y culturas, pero también para los que emigran dentro de un mismo estado o nación, o los que cambian de una ciudad a otro pueblo.

Así como las plantas necesitan un tiempo de aclimatación cuando son trasplantadas, también las personas lo necesitamos. Tenemos nuestras raíces que nos acompañan a donde vamos, pero ¿y nuestros hijos, donde tienen las suyas?

Los sentimientos pueden cambiar, no son inamovibles. Los sentimientos no atienden a razonamientos: la razón tiene sus razones… y el corazón sus “corazones”. He aquí el misterio del corazón humanos, su imprevisibilidad. No quiero justificar nada, ni a nadie. Sólo quiero brindar una reflexión a los yihadistas, a los nacionalistas, a los internacionalistas, a los extremistas… o todos los que quieran reflexionar sobre sus sentimientos, razonamientos, y que buscan lo mejor para todos: ser felices siendo personas en este planeta llamado Tierra.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *