Cuando tiemblan nuestras seguridades

Para andar por la vida necesitamos seguridades, saber el suelo que pisamos y reconocer el entorno donde nuestra vida transcurre; tener más o menos claro lo que queremos y conocer las reacciones del contexto sociopolítico en el que estamos. Necesitamos saber que el suelo que pisamos no se va a mover, ni se va a derrumbar el techo que nos cobija. Pero si nuestras seguridades se convierten en incógnitas, si nuestras seguridades tiemblan, si nos parece que el caos  se muestra a nuestro alrededor, nos hundimos en la perplejidad y en el desconcierto.

No estamos hechos para ser funámbulos andando en la cuerda floja, ni para andar sobre las aguas, necesitamos pisar tierra firme y tener seguridades. Desgraciadamente en estos tiempos que corren ni en economía, ni en política, ni en la sociedad existen seguridades. El paro, la violencia, la corrupción, las desavenencias sociales, las relaciones internacionales (y nacionales), las fragantes injusticias a todos los niveles de la sociedad, han destruido nuestras seguridades. Nos encontramos como perdidos y desorientados en medio de una selva desconocida y feroz.

En estas circunstancias estamos a merced de aquellos que se aprovechan de nosotros en su propio beneficio. Sin el menor esfuerzo nos echen el lazo y nos cazan. ¿Para qué? ¿Por qué? Para satisfacer su ego insaciable y destructor.

Tenemos que despertar, abrir los ojos y recapacitar. Vivir  se vive desde dentro, desde nuestras convicciones y desde nuestras prospectivas. Podemos enfrentarnos a nuestros temores y sospechas…pero no solos. Necesitamos unión y mutua colaboración para pisar fuerte y combatir el fraude de aquellos que nos prefieren desunidos y desorientados. Nos quieren hacer creer que todo tiembla a nuestro alrededor, no el mundo y la sociedad se tambalean, que vine el lobo o muchos lobos; para de esa manera manipularnos, someternos y explotarnos.

La seguridad está en cada uno de nosotros y a nuestro lado encontramos a otras personas que se encuentran en nuestra misma situación. Tenemos que comunicarnos más los unos con los otros, dialogar como personas, intercambiar ideas, proyectos y seguridades para hacer frente a aquellos que nos prefieren sumisamente desorientados.

Nuestros valores individuales y colectivos nos hacen fuertes y nos despiertan de la somnolencia y del ensueño de pensar que vamos a la deriva y de que todo está temblando a nuestro alrededor.

2 comentaris a “Cuando tiemblan nuestras seguridades

  1. Muchas veces meidentifico con tus mensajes , pero este los firmo y lo comparto plenamente.

    Gracias por tus reflexiones publicas

  2. Temps son, temps de inseguretats i de perdues del valor del respecte a les persones. Sols la solidaritat ens pot ser ajuda per comprendre que al nostre costat,dia a dia, cal mirar les necessitats humanes q ens envolten.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *