Dividendo digital

Si Ustedes oyen hablar del Dividendo Digital, lo más probable es que se queden igual que estaban, o lo que es lo mismo, esto no les diga nada. Ahora, si yo les digo que si ustedes viven en un edificio de viviendas donde tengan una antena comunitaria, es más que probable que no vean las campanadas de media noche, a menos que un técnico les adapte sus antenas colectivas, eso si, previo pago de entre 400€ y 600€. Y esto es lo que significa el Dividendo Digital.

Parece ser, según dicen los técnicos del Gobierno, que se debe proceder a reordenar las frecuencias de televisión para dejar espacio a las frecuencias que utiliza la telefonía 4G. Yo creía que la señal de la TDT eran unas ondas que circulaban por ahí, por el aire, sin más, y que si se quería meter una nueva frecuencia pues se montaba un emisor y sus correspondientes repetidores y ya está, a tirar millas. Pues no, resulta que cada frecuencia circula por su caminito y que cada una respeta el caminito de la otra. Pero resulta que en su tiempo, cuando se crearon los caminitos (frecuencias), se crearon al tuntún y ahora las nuevas tecnologías imponen que esto este ordenado, que cada frecuencia de la TDT este juntita y que las frecuencias de telefonía 4G también estén juntitas y para eso las tenemos que recolocar porque ahora están desperdigadas. Esto, dicho así, podría parecer una explicación muy simplista de este complejo sistema, pero si no se explica de esta forma es muy difícil que la gran mayoría de los mortales lo entendamos.

Y esto, ¿cómo nos afecta? Bueno, pues resulta que esta reordenación lleva implícita una readaptación de nuestras antenas colectivas para poder seguir viendo a la Esteban y el Gran Hermano. Parece que, en un principio, solo las antenas colectivas tendrán que ser modificadas y bastará que las de las viviendas unifamiliares sean resintonizadas. Ahora, conociéndonos como nos conocemos y viendo la falta de información que hay, lo más probable es que nos quedemos todos a oscuras, a menos, como decía, que antes hayamos sustituido los amplificadores monacales por múltiples digitales, o lo que es lo mismo, paguemos una pasta para que nos adapten las antenas.

El gobierno central ha previsto una serie de ayudas para este cambio que van de los 100€ a los 550€, todo en función del número de múltiples digitales que tenemos que cambiar, y no me pregunten que es un múltiple digital porque no tengo ni puñetera idea. Lo malo es que para poder acceder a las ayudas tendremos que solicitarlo única y exclusivamente por Internet, tendremos que haber pagado la factura vía banco y la instalación la tiene que haber realizado un técnico o empresa autorizada y debidamente inscrita en el registro de empresas instaladoras y, además, que emita el correspondiente boletín de instalación. Pero como es propio de nuestro País todo esto es la teoría ya que el decreto que regula las ayudas todavía no se ha publicado en el BOE.

El Gobierno todavía no ha dicho esta boca es mía, es más , ellos dicen que es responsabilidad de los emisores el informar a los ciudadanos. Da igual de quien sea responsabilidad, lo que sabemos es que nos van a sacar la pasta y que si no vamos alerta nos tomaran el pelo y nos dejaran sin tele. Por eso, cuando escuche hablar del Dividendo Digital no crea que es un nuevo caso de corrupción y prepare la cartera. Como dice el famoso humorista: País.

0 comentaris a “Dividendo digital

  1. Pues está muy bien resumido. Soy instalador de telecomunicaciones -de baja temporal- y veo que esto ha sido un desastre de planificación, por el poco tiempo. De todos modos, aunque se de más tiempo, las comunidades les cuesta mucho aprobar un gasto. Está bien las ayudas, PERO, te obliga a una serie de trámites farragosos. El precio que das está bien ajustado. Se trataría de sustituir 5 módulos por otros tantos -si hay espacio- o algo provisional hasta el uno de enero. Un plomo, vamos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *