El mejor post jamás escrito

No me refiero, lógicamente, al que están ustedes leyendo. En este post tan sólo haré referencia al que se ha publicado hace unas horas en el Washington Post, y que aspira a marcar un hito en la historia de la comunicación multimedia. Se trata de un reportaje sobre Joe Dombrowsky, un joven ciclista estadounidense en quien su yanqui país tiene puestas todas las esperanzas de recuperar el honor a su juicio empañado por el que ahora consideran el gran fiasco americano, el texano Lance Armstrong.

Pero no es el contenido lo que llama la atención. Es el estilo. El estilo visual, para ser más concretos. Se trata de un completísimo reportaje multimedia donde se alternan grandes, gigantescas fotos con gráficos interactivos que permiten, a golpe de click, comparar watios con latidos del corazón o con velocidad límite a la hora de subir un puerto como el Col de la Madone

Vale la pena verlo. ¿Será así el futuro del periodismo? ¿O del blogging? Desde luego, no está llamado a dejar a nadie indiferente. El peso de las fotografías y las infografías, ya en aumento en los últimos años, se multiplica por mil en este reportaje, donde acaparan un protagonismo que, no obstante, no deja de ser compartido. El texto sigue contando, y mucho, pero la historia que cuenta el Washington Post se apoya más que nunca en imágenes de altísima calidad, que serán, sin duda, ampliamente difundidas y compartidas en redes sociales.

El post, o la noticia, ya tiene un precedente. La historia publicada el pasado mes de diciembre por el New York Times sobre unos esquiadores atrapados en la nieve que, plagada de recursos multimedia, cautivó la atención de miles de lectores en lo que fue un éxito arrollador de crítica y público. Más de 3,5 millones de páginas vistas. Un paso más hacia una nueva forma de contar las cosas que hoy retoma The Washington Post con un estilo llamado a protagonizar una nueva era en la información moderna.

Sin más, les dejo con el link a tan comentada noticia. Disfruten del reportaje.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *