El PSOE no levanta cabeza

Este viernes se supieron los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre intención de voto hoy en España. Según ellos, el partido del Gobierno perdió diez puntos de apoyo electoral en los 17 meses que han transcurrido desde las pasadas elecciones. El Presidente ha caído a niveles de popularidad bajísimos, desconocidos para un cargo de su nivel. Es decir, un verdadero problema para el partido que le da apoyo al Gobierno.
Pero hay un dato más preocupante aún: los apoyos a los socialistas, el principal partido de la oposición, han caído aún más. Si el PP está en una intención de voto del 34 por ciento, el PSOE está en el 28, seis puntos por detrás de los conservadores.

Por supuesto, la pérdida de popularidad del Gobierno merece un estudio, sobre todo por el escaso tiempo que ha pasado desde las elecciones. Pero lo que realmente es insólito es que el partido de la oposición, en un entorno de seis millones de parados, con una crisis jamás vista, con un Presidente del Gobierno incapaz de articular una idea y huyendo de los medios de comunicación y de la sociedad en general, no sea capaz de reducir las distancias. Los socialistas han perdido más apoyos en la oposición que cuando gobernaban, lo cual les debería conducir a hacer una reflexión muy seria sobre dónde están, qué hacen, cómo están abordando su renovación.

Esta situación en conjunto es preocupante porque sumados, socialistas y conservadores apenas superan el 60 por ciento de los apoyos electorales, lo cual augura que, de no producirse un cambio importante, la siguiente legislatura será muy difícil la formación de un gobierno monocolor e, incluso, de una alianza de derechas o de izquierdas. Algo nunca visto.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *