Fair Play

Creo sinceramente que José Ramón Bauzá se merece un homenaje de toda la Izquierda. Nada ni nadie ha hecho tanto para descabalgar del poder al PP como él.

Pero no solo en su faceta de Presidente del Govern, donde sus mayores aciertos fueron sus vueltas atrás de las decisiones tomadas. Nada unió tanto a la oposición como sus ataques a la lengua y cultura propias de nuestras islas. Nadie como él para enojar a sus propios votantes, enviándolos a la abstención o a otros partidos, con sus modos autoritarios de dirigir el partido. Ningún dirigente del PP había concitado tanto rechazo entre las personas progresistas como para que, en evitación de tenerlo que aguantar cuatro años más, se decidiesen a votar una alternativa a él, a pesar de la fragmentación de las formaciones de Izquierda y de que para muchos, ninguna de dichas formaciones cumpliesen las expectativas que se pretenden del grupo al cual votar.

Pero no acaban aquí los favores que la Izquierda le debe. Sus, llamémosles, contradicciones del tipo: Me quedo; me voy pero me quedo; me voy y me quedo; me voy pero menos;… han llegado a exasperar hasta a la dirección central de su partido, conminándole a irse de una vez, no sin antes amagar una maniobra, claramente en contra de la dirección y tendente a romper el partido en dos, al igual que hizo con el anuncio del imposible congreso extraordinario que prometió.

¿No creen que la Izquierda verdaderamente le debe un homenaje por su implicación en intentar desmontar esa trama clientelar de favores que ha sido, es y será el PP? No quiero decir que haya intentado hacer de esta formación un verdadero partido democrático. Nada más lejos de mi intención. Lo que sí ha conseguido es que esa Unidad de Destino en lo “nostro” (más bien “lo meu”) vaya sin un rumbo, descabezada, y peleados todos con todos. Esto, ¿Qué duda cabe?, beneficia al resto de formaciones.

Modestamente, y ya desde ahora, me sumo gustoso a ese hipotético homenaje, ya que, difícilmente, habrá otro político que me de tantos temas para mis escritos como me ha dado el citado Sr. Bauzá.

No puedo menos que resaltar la predisposición del nuevo Govern a practicar el llamado Fair play, ya que, para compensar las enormes facilidades dadas por el PP con su ex Presidente al frente para poder afianzarse en todos los órganos de gobierno en las distintas administraciones, está intentando compensarlo con algunos nombramientos de Altos Cargos, en particular, por ahora tres, si bien uno de ellos no llegó a tomar posesión del cargo para el que fue propuesta.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *