Falacias

Como es habitual, después de haber transcurrido unos pocos días desde que se celebró el cambio de año, al que se suele llamar nuevo, esta nomenclatura da lugar a esperar que, como nuevo, sea distinto del anterior.

Pero, al igual que el cambio de año es un punto elegido convencionalmente y aceptado por la civilización occidental, lo es también que se espera y desea que tenga que ser diferente al anterior o anteriores ¿Se cumple esta expectativa? Tomemos este año recién estrenado como referencia, y miremos algunos ejemplos.

El primer día del año comenzó con el asesinato de una mujer a causa de la violencia de género, casi exactamente como finalizó el año anterior. Mientras tanto, los estamentos que deberían realizar actos efectivos, como dotar de más medios a la lucha contra esa lacra social, se dedican a guardar hipócritas minutos de silencio, y a mirar intereses partidistas, pero nada eficaces ¿Para cuándo un verdadero pacto de estado? ¿Habrá que esperar a que comiencen a ser asesinadas mujeres que ocupen altos cargos políticos?

Pero la culpa no es sólo de los políticos. Hay gerifaltes de la Iglesia católica tan criminalmente misóginos que opinan que la pederastia es menos grave que que los asesinatos por razón de . En la judicatura existen casos que claman al cielo, como un caso reciente en el que al ex compañero sentimental y presunto culpable del secuestro de una mujer se le concede la libertad con cargos, pero con orden de alejamiento, sin tener en cuenta que dicho secuestro se efectuó cuando el causante ya tenía otra orden de alejamiento que, evidentemente, ignoró.

El PP, nueva marca de AP, no se renueva con los años. Sigue fiel a los orígenes y al ADN de sus fundadores, ya que, además de permitir, y subvencionar a algo tan anti democrático como es la Fundación Francisco Franco, no toma ninguna medida contra sus cargos electos premiados por la citada fundación, ni contra los que exaltan la figura del sanguinario dictador, o, enfrentándose a la ley, se oponen a terminar con los patronímicos y con todo tipo de recordatorios honoríficos de aquel nefasto periodo de nuestra historia.

¿Qué diferencia hay entre los halagos y defensas de años pasados a la Sra. Barberá o al “Se fuerte Luis” y el “De eso hace ya mucho tiempo” referido al Sr. Trillo?

El año pasado terminó con atentados terroristas, y el nuevo ha comenzado igual ¿Ha habido alguna diferencia de años para victimas y terroristas? Bueno si, el seguimiento mediático, ya que para estos casos, Europa, especialmente Alemania, es mucha Europa, mientras que Turquía y Siria…

En fin, sigamos con la tradición. Deseemos que el año nuevo será más feliz y prospero que el anterior, a pesar de que sabemos que esto es una falacia, que mientras no tomemos soluciones, mientras que no ahondemos en nuestra cultura democrática, mientras que unos señores con faldas y capas no dejen de inmiscuirse en problemas ajenos, mientras que premiemos con nuestros votos a gente deshonesta, mientras no tomemos conciencia de ciudadanos libres, no habrá un mejor año nuevo.

Aún con este convencimiento, les deseo a todos que este 2017 no sea peor que el anterior. Al menos tiene un día menos para sufrir infaustas noticias

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *