Finalizó la III Cumbre de la Celac

Después de haber visto y oído en vivo y en directo, íntegramente, las intervenciones de los 33 Jefes de Estado o en su defecto a sus Cancilleres que forman la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), en las que quedó claro a través de duras y bien argumentadas críticas y acusaciones, en mayor o menor grado, de la mayoría de los mandatarios, “al margen de ideologías” se condenó la injerencia sistemática descarada (terrorismo mediático y de Estado, golpismo en todas sus facetas) por parte del Tío Sam, en los asuntos (Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, etc. ) internos del hemisferio.

Se puede afirmar, sin riesgo a equivocación que la recién finalizada III Cumbre en San José de Costa Rica, además de salir la misma fortalecida dentro la diversidad, ha sido un ejemplo en mayúsculas de democracia y respeto a la autodeterminación de los pueblos, para (especialmente EE.UU.) la humanidad, de que es posible insisto “al margen de ideologías” desarrollar la unidad en la diversidad, la actuación cohesionada y el respeto a las diferencias. Seguirá a pesar del intento desesperado de dinamitarlas por parte de Bilderberg y de su brazo armado, el Imperio Yanqui, siendo una sola voz Latinoamericana y Caribeña, el primer propósito y necesidad ineludible de la CELAC. Esta ha sido la voluntad expresada por la totalidad de los mandatarios.

Entre las principales conclusiones-declaraciones, refiriéndose a Cuba (dicho sea de paso, acaparó las voces de la Celac) cabe destacar después de saludar las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos: su más enérgico rechazo a las medidas económicas coercitivas no sustentadas en el Derecho Internacional incluidas todas aquellas acciones unilaterales aplicadas por motivos políticos contra países soberanos que afectan el bienestar de sus pueblos y están concebidas para impedirles que ejerzan su derecho a decidir por su propia voluntad, sus propios sistemas políticos, económicos y sociales.

De igual forma solicitan al Gobierno de los Estados Unidos de América el cumplimiento de las sucesivas resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas y en respuesta a reiterados llamados de los países de América Latina y el Caribe, para poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba, que es contrario al Derecho Internacional, causa daños cuantiosos e injustificables al bienestar del pueblo cubano y afecta la paz y la convivencia entre las naciones americanas. Etc. etc.

En cuanto al terrorismo, la Celac declara la lucha contra el mismo en todas sus formas y manifestaciones, quedando muy claro que no hay ¡Un terrorismo bueno y otro malo!. De igual forma se apoyo las conversaciones de Paz entre el gobierno colombiano y las FARC de Colombia. Etc. etc.

Nada mejor al respecto que recordar algunas de las reflexiones y afirmaciones de [tan importante e histórico evento] Raúl Castro, refiriéndose al presidente Obama. “Los resultados de la cumbre demuestran que gobiernos que tienen profundas diferencias pueden encontrar solución a los problemas mediante un dialogo respetuoso e intercambios, basados en la igualdad soberana y la reciprocidad, en beneficio de sus respectivas naciones.

Como he afirmado reiteradamente, Cuba y EE.UU, debemos aprender el arte de la convivencia civilizada, basada en el respecto a las diferencias entre ambos gobiernos y en la cooperación en temas de interés común, que contribuya a la solución de los desafíos que enfrentan el hemisferio y el mundo.

Pero no se debe pretender, que para ello Cuba, tenga que renunciar a sus ideales de independencia y justicia social, ni claudicar en uno solo de nuestros principios, ni ceder un milímetro en la defensa de nuestra soberanía nacional. No nos dejaremos provocar, pero tampoco aceptaremos ninguna pretensión de aconsejar ni presionar en materia de nuestros asuntos internos. Nos hemos ganado este derecho soberano con grandes sacrificios y al precio de grandes riesgos. Concluyo el mandatario cubano.

Es bueno recordar que gracias a Telesur, Cubavision, Granma, etc. (Las intervenciones completas sin exclusión) de los 33 mandatarios de tan importante cita, todas las intervenciones absolutamente todas pudieron ser vistas y leídas valga la redundancia en vivo y en directo por millones de ciudadanos (especialmente Cuba y Venezuela) de América Latina.

Para terminar haciendo un poco de ciencia ficción política. Pregunto: ¿Cómo reaccionaría el gobierno “demócrata” de Estados Unidos de América, si Cuba les exigiera que para establecer relaciones diplomáticas y comerciales tiene que renunciar al Neoliberalismo? Analicen y saquen sus propias conclusiones.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *