La gobernabilidad (I): el gobierno de Rajoy

Un buen amigo mío, ilustrado y progre, me manifestó su total desacuerdo con el último párrafo de mi última colaboración: “El futuro no está escrito (…) Presupuestos. Convivimos con una estabilidad inestable, que en cualquier caso es mejor que la estabilidad de las mayorías absolutas”. Según su opinión “sin estabilidad política no puede haber consolidación de nuestros evidentes progresos económicos”. Y concretó, aun aceptando errores la crisis se superó gracias a la mayoría absoluta de Rajoy. Y ahora, aun aceptando algunas dificultades, España experimenta una suficiente estabilidad política gracias a la serenidad de Rajoy que puede garantizar cierta estabilidad política(aunque gobierne en minoría) gracias a la responsabilidad demostrada por los socialistas. El “contraejemplo” es para mi amigo el gobierno plural que preside Francina Armengol, una “olla de caragols”. Y me puso como ejemplo (¡no podía ser de otra manera!) el escándalo de la Presidencia del Parlament. Su alegato concluyó en una afirmación lapidaria: “Si ningún partido mayoría absoluta, lo más democrático es que gobierne la lista más votada”.

Le manifesté educadamente (los dos fuimos educados en colegio de pago) mi desacuerdo. Mis argumentos resultaron inútiles Le dije que intentaría exponerlos sintéticamente en mis próximas colaboraciones.

No es cierto que automáticamente gobernar con mayoría absoluta sea más eficaz para el interés general. No es cierto que la mayoría absoluta de Rajoy y/o de Bauzá fueran más eficaces para el interés general. Ambos gobernaron a golpe de ordeno y mando, despreciando a los demás partidos parlamentarios y haciendo oídos sordos a cualquier desacuerdo social. Tampoco es cierto que Rajoy y Bauzá gobernaran en paz y tranquilidad. Vivieron crisis internas con cambios forzados de Ministros y Consellers. De hecho en su primera contienda electoral ambos perdieron de manera estrepitosa sus mayorías absolutas, aunque el PP continúe siendo la lista más votada (gracias sobretodo a las erróneas estrategias de los partidos de la oposición).

En España, avances “macro” económicos, pero sin que sean percibidos realmente por amplios sectores sociales. Trabajo temporal y precario. Pensiones “bloqueadas” con un aumento del 0,25%. Siguen los copagos en Sanidad Pública. Nuestro Sistema Educativo Publico sigue siendo deficitario en instalaciones y recursos humanos. El acceso a la vivienda sigue siendo un lujo incluso para los “segmentos” medios. La emancipación de nuestros hijos una pura utopía… Y de momento el gobierno en minoría de Rajoy sigue pretendiendo aplicar las mismas “recetas”. Por no tener no tenemos ni tan siquiera proyecto de los Presupuestos 2.017. Ni tan siquiera nuestros sectores empresariales están abiertamente a favor del gobierno que no les garantiza una política económica clara, competitiva, sostenida y sostenible. Los únicos satisfechos son los proyectos especulativos o los fondos buitres.

La gobernabilidad no puede confundirse con el silencio de los corderos. Un gobierno en minoría está obligado a negociar, pactar y consensuar múltiples cuestiones. Ambos, gobierno y oposición, tendrán que renunciar a algunas de sus propias “premisas”. Sin que ello implique que el gobierno sea “rehén” de la oposición, ni que ésta (la oposición) continúe ejerciendo como tal.

Sin duda el gobierno que preside Rajoy es “estable”, pero sin que nada ni nadie se mueva. En próximas colaboraciones me referiré al “papel” de la oposición. Sin olvidar las realidades políticas y socioeconómicas de nuestra Comunidad.

Un comentari a “La gobernabilidad (I): el gobierno de Rajoy

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *