La tierra respira aliviada

Ha vuelto la cordura y se han tomado medidas. Los ANEI estarán protegidos y respiran sin ladrillo por un poquito más, dejamos de alimentar esta burbuja insostenible que regalaba lujos a los corruptos y corruptores. Se ha hecho el primer paso, pero debe ser el primero de muchos otros.

Ya no será legal construir pero no quiere decir que no lo hagan. Ahora es el momento, durante este periodo de año y medio de la moratoria, de generar un marco legislativo potente y que preserve a las Islas Baleares de lo que se ha hecho hasta ahora. Pero no será suficiente un marco legislativo hecho con cabeza, sino que además se deberán introducir herramientas reales de control.

Eivissa, es un buen ejemplo de descontrol en materia de inspección, un control que podría haber venido de una oficina insular de ordenación urbanística (inexistente). O por ejemplo, como en Menorca, de un consorcio para la protección de la legalidad urbanística en suelo rústico. Todas estás figuras no constan y las consecuencias son fáciles de ver en heridas continuas al territorio de la pitiusa mayor. El control debe ser desde los ayuntamientos al govern pasando por consells. Todos, incluidos los ciudadanos, deberemos ser guardianes del territorio.

Paralelamente a este nuevo marco regulador balear iniciado ahora, los PTI (Plan Territorial Insular) deberán adaptarse a esta lógica proteccionista en sintonía de donde no se pueda construir, no se deba construir. En los acuerdos de gobernabilidad 1 del Consell Insular d’Eivissa entre PSOE y Podem-Guanyem aparecen las reformas necesarias en el PTI actual que van en la misma línea que el decreto del govern. Se debe iniciar evitando la construcción en zonas protegidas, bosques y protegiendo el paisaje para terminar dando el uso real que tiene cada tipo de suelo.

Hay que coordinar todas las propuestas, aprovechando este momento histórico donde todas las instituciones y el sentir general de la población están viendo que hemos llegado a un límite, que nuestro territorio es frágil y finito. ¡¡Vivimos en islas!!

Govern y Consells deberán no tener miedo de proteger los territorios y paisajes de donde extraemos los beneficios que reporta el turismo. Se debe además preguntar a la ciudadanía, debemos consultar si se quiere proteger al nivel que necesitamos o ir más allá y proteger hasta el nivel que necesitaremos en un futuro no muy lejano. O lo que es lo mismo entre planes territoriales proteccionistas o muy proteccionistas.

El PP habla sobre la inseguridad jurídica, ellos han buscado una seguridad jurídica basada en el ladrillo desde el 1996, costará de generar una seguridad basada en la protección del territorio. Y en ese paso de inseguridad a seguridad del territorio deberemos transitar por posibles indemnizaciones como la aberración de Benirras (en la foto), que deberían pagar aquellos que permitieron que fuera posible.

  1. Acord de Governabilitat entre PSOE i Podem, Guanyem Eivissa 2015-2019  http://transparencia.conselldeivissa.info/govern/programa-de-govern/

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *