La Virgen del Rocío, Ministra de Trabajo.

Ya en 2012 y ayer, la ministra de Trabajo Fátima Báñez agradeció el “regalo adicional” de la virgen del Rocío “en nuestra salida de la crisis”. No hay testimonios escritos o gráficos, pero hay rumores (¡el rumor es la antesala de la noticia!) de que la inspiradora de la Reforma Laboral, santo y seña de la creación de empleo, es la sacrosanta Virgen. Y, como no podía ser de otra manera, a Susana Díaz se le corroen las entrañas, siendo muy probable que en la próxima romería, montada en carreta y farolillos, se encomiende a la Virgen en su ardua tarea de convertirse en la mandamás de lo que queda del Psoe.

Y ahora, la todavía Ministra del ramo, propuso este lunes en el Congreso un pacto político y social para que la jornada laboral acabe a las seis de la tarde. Y se la ve contenta y muy satisfecha en el País de las Maravillas. Esta señora ¿tiene idea de como funciona nuestro mercado laboral? En las grandes factorías industriales rige el horario intensivo y el trabajo por turnos. Pero el sector productivo en nuestro país, y mucho más en nuestra Comunidad, se fundamenta básicamente en los servicios. Y en tal sector, del comercio al turismo, es imposible hoy por hoy (y me temo que mañana y pasado) finalizar la jornada laboral a las 18. Sin pasar por alto que, a pesar de los optimistas datos de crecimiento económico, sigue dominando el empleo temporal y el precario con el consiguiente índice de paro en los  largos meses otoñales e invernales.

Propongo hacer una romería a nuestra Virgen de Lluc, nuestra paisana, con el ruego de que conecte con su congénere, la Virgen del Rocío, para explicarle “eso” llamado Reforma Laboral, empleo cutre y despido barato. Y, si cabe, que se lo susurre en las dulces orejillas de su fiel devota, Fátima Báñez.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *