Libros libres para lectores libres

Alrededor del día del “libro y de la rosa” revolotean algunos interrogantes y no pocas cuestiones sobre el tema de los libros y sus lectores. Siendo asiduo lector me gusta que los autores se sientan y sean libres de escribir sobre los temas que quieran, y del modo y manera que lo deseen. Y que además puedan publicar sin cortapisas para que puedan llegar al mayor número de lectores posibles.

Desgraciadamente en el mundo editorial se cruzan los intereses económicos con los ideológicos, existiendo muchos inconvenientes y dificultades para que los escritores noveles puedan abrirse camino sin tener que pasar por un jurado previo.

Libertad en escribir y en publicar siguiendo cada cual su inspiración y su esfuerzo.

Pero también libertad para que el lector elija de acuerdo con sus gustos y aficiones. En este aspecto se ve muy influenciado por la publicidad de las industrias editoriales y de ventas. Aunque un lector libre hará caso omiso de ello y buscará y encontrará al autor y al libro que le interese: ojeando en librerías, bibliotecas o en las secciones literarias de periódicos y revistas. También podemos seguir los consejos y recomendaciones de amigos que nos comunican sus hallazgos literarios.

Leer buenos libros, releer libros que nos han acompañado en algún momento de nuestro pasado es reencontrarnos con viejos amigos que nos renuevan sensaciones, recuerdos y sentimientos que nos ayudan a detenernos unos momentos, reflexionar y seguir adelante con renovada ilusión. No se lee dos veces el mismo libro porque el lector, con el tiempo y con sus vivencias ha ido evolucionando, y ya no es el mismo lector anterior. Como dijo el filósofo “nadie se baña dos veces en el mismo río” … así también: “un lector no es el mismo frente al mismo libro”.

Hablo desde mi experiencia con dos libros que me acompañan desde mi juventud y que con la Biblia son mis libros de cabecera: “El principito” de Antoine de Saint-Exupéry y “Los ojos del Hermano Eterno” de Stefan Zweig . Cada vez que los releo descubro aspectos, detalles, sentimientos nuevos y desconocidos. No hay ningún amanecer ni ningún ocaso idénticos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *