Malos tiempos para los valores

Me daré por satisfecho con el título elegido si unos cuantos de los que hayan leído la letra grande y nada más han sufrido la tentación de consultar el IBEX 35. Saldrán de entre aquellos para quienes la palabra valor solo significa dinero.

Lo que me ha puesto este titular en la cabeza no ha sido la Bolsa, sino la exclusiva que circula por los corrillos del humor a cualquier precio, esa que cuenta que miles de presos se han amotinado en las cárceles de España pidiendo ser “abstencionados”, porque se consideran, por unanimidad, delincuentes menos peligrosos para la sociedad que aquellos a los que Rajoy y los suyos podrán seguir protegiendo, con mayor o menor acierto y disimulo, gracias al renovado blindaje en el gobierno que les ha concedido un partido contrario, centenario y dividido. No se pierdan Rokambol.

“Investigados” por “imputados”, “abstencionados” por “indultados” y acto seguido regresa el Dylan que escuchamos primero para añadir una estrofa, no escrita y solo nuestra, con la que nos pregunta cuántos eufemismos más necesitamos para seguir sobreviviendo entre la basura de no poder derrotar jamás a nuestros peores criminales. Ni el flamante premiado sabe dónde encontrar la respuesta. Quizás nos eche una mano desde su escondrijo, donde podría estarla buscando, tranquilo.

Mientras, odiamos a Blanco y Fernández, actores con otros confabulados del golpe de mano, que construyen las noticias del martes 25 negando compasión hacia las conciencias derrotadas, pero todavía compañeras y con las que comparten escaños que terminarán detestando, quizás. Y nos reímos de Iglesias, que sigue igual, provocando el lunes para declarar el martes que espera que ahora el PSOE, ¿qué PSOE? les apoye con la reforma de la Ley Electoral. ¡¡A sus órdenes, mi general!!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *