Movilización social y moción de censura (III)

Resumen de lo publicado

En las dos entregas anteriores he destacado que a las doce de la mañana del 27 de abril de 2017 los dirigentes de Unidos Podemos convocaron una rueda de prensa para informar que presentarían una moción de censura contra el gobierno de Rajoy. Pero también que cinco días antes, el 22 de abril, el colectivo Indignad@s!! había lanzado una campaña de recogida de firmas en la plataforma Change.org, a través de Internet, con objeto de solicitar a la Justicia española la disolución judicial del Partido Popular por incumplimiento de las leyes, a la vista de la acumulación de casos de corrupción que afectan a sus organizaciones. De la caída radical en el ritmo de firmantes, que pasó de 10,63 a 1,81 por minuto entre los de las 48 horas anteriores y los de las 48 posteriores al momento del anuncio de Unidos Podemos, nacen las dudas que aquí expongo en forma de preguntas.

Las incógnitas de partida

Se me ocurren treo opciones a considerar sobre la relación que pueda existir entre los dirigentes de Podemos y la petición de firmas convocada por Indignad@s!!:

A) Los dirigentes de Podemos son los inspiradores reales de la petición.

B) Los dirigentes de Podemos se enteraron “por la prensa” de la petición de Indignad@s!!.

C) Los dirigentes de Podemos no conocían la petición antes de su rueda de prensa.

Para la opción A propongo las siguientes preguntas:

¿Organizó Pablo Iglesias la acción en Change utilizando a Indignad@s!! para que no apareciera Podemos como la entidad que reclama la disolución del PP?

¿Se organizó la petición en Change para conocer el grado de radicalidad de la respuesta social ante la corrupción del PP?

¿Entre los días 22 y 26 de abril, dieron los dirigentes de Podemos a los círculos la orden de divulgar la campaña de Indignad@s!! en Change?

En ese caso, y teniendo en cuenta que la respuesta era buena ¿no hubiera sido mejor presentar la moción de censura cuando se hubiera llegado a cien o doscientas mil firmas, y los medios de comunicación importantes se hubieran hecho eco, debilitando aún más al gobierno con una movilización como la de febrero de 2013?

¿A partir del 26 o 27 de abril, dieron los dirigentes de Podemos, a los círculos, la orden de parar la divulgación y la colaboración con la campaña de Indignad@s!! en Change?

Para la opción B me vienen las siguientes tres dudas principales:

¿Precipitó Iglesias el anuncio de la moción de censura a la vista de la movilización social que significa la campaña de Indignad@s!!, y también por la campaña de firmas pidiendo la destitución del fiscal que comienza a promover InfoLibre dos días antes, el 25 de abril?

¿O tiene principalmente en cuenta el calendario de las primarias del PSOE, para alterar en lo posible la vida interna de los socialistas, tal como parece demostrar la convocatoria de manifestación para un día antes, en la Puerta del Sol de Madrid, en apoyo de la moción de censura?

En cualquier caso, ¿busca el núcleo duro de Podemos capitalizar en exclusiva el momento de movilización social que la delincuencia instalada en el PP está provocando en la sociedad?

Para la opción C, aunque considero que es materialmente imposible que los dirigentes de Podemos no estuvieran al tanto de la movida en Change, se me ocurren dos versiones de una misma pregunta, cuya respuesta podría ser la única verdaderamente cierta para cualquiera de las tres opciones planteadas:

En medio de un ritmo sostenido de firmas por la disolución judicial del PP que demuestra que se estaba produciendo una movilización social espontánea y que había comenzado a retroalimentarse, consolidando una dinámica propia, ¿consiguió la rueda de prensa de los dirigentes de Unidos Podemos desmovilizar esa acción popular, al ofrecer el mecanismo de la moción de censura una solución similar al problema que planteaba la petición de Indignad@s!!.

O, dicho de otra manera, como le gusta al redundante Rajoy, ¿se hubiera hundido el ritmo de firmas en Change a partir del día 27 de abril si a las doce de la mañana los de Unidos Podemos no hubieran celebrado la rueda de prensa, y conseguir con ello que se enterara de su moción de censura hasta el último español en el último rincón de nuestro planeta?

Las preguntas se han quedado sin respuesta, lo que no significa que no la tengan. Se han planteado así para que quien las lea imagine las que le parezcan en cada caso, o incluso investigue. En algunos casos, implican sospechas sobre hechos que no conocemos. Quizás un día se confirmen, o se descarten.

Un último detalle.

El mismo día 27 de abril, pero dos horas antes de que Iglesias y los suyos presentaran en rueda de prensa la moción de censura, Pedro Sánchez había conquistado algunas portadas, bien que fugazmente, pidiendo la dimisión de Rajoy. Lo cierto es que, a pesar de que la petición de disolución del PP, la petición de dimisión de Rajoy y la moción de censura coinciden en la misma batalla por debilitar al gobierno actual, el firmante ha pensado en posibles vinculaciones causa-efecto entre la moción de censura y la campaña de Change, pero en ningún momento entre esta acción y la petición de Pedro Sánchez. ¿Podría estar equivocado? Esto no deja de ser una nueva pregunta.

En la próxima entrega, las conclusiones. Quizás se disponga también de más información. Pero es seguro que habrá novedades.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *