Olvidan que lo votaron

José Ramón Bauzà debería estar en nómina del Govern. O del Consell. O de Cort. Da igual, pero le tienen que pagar por el invalorable servicio que cumple a su causa. En estos días, la izquierda que está a la greña por mil motivos diferentes, ha encontrado en Joserra uno de sus pocos motivos de regocijo: sus declaraciones anunciando que se presenta como candidato al congreso del Partido Popular lograron la unidad que ya habíamos olvidado. Hasta Xelo Huertas bien podría haberse sumado al clamor contra Bauzà.

El humilde ciudadano habrá visto que, al parecer, hay un clamor contra este señor. Un clamor que en la izquierda parece que es insoportable. No quieren verlo de ninguna manera. Sólo que no deberíamos olvidar que son los partidos de izquierdas quienes lo votaron como senador, a cambio de que el Partido Popular votara a Antich. En este régimen de casta, donde ellos se critican pero al mismo tiempo se protegen, todos, incluso Podemos, votaron a Bauzà como senador. Lo ponen de vuelta y media, pero no tuvieron reparo en apoyarlo como representante de Baleares.

Los ciudadanos, en cambio, sí lo habían echado de la Presidencia del Govern. Lo habían dejado sin cargo alguno. Sin embargo, la casta –a la que ya se ha sumado Podemos– votó en contra de los ciudadanos para que dos ex-presidentes, los dos derrotados en las urnas, se vayan a Madrid a cobrar un salario y vivir de la sopa boba.

Como ven, aquí no se libra nadie: lo votan, pero después lo critican con la misma pasión con la que lo votaron.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *