¿Pactar o no pactar? Ésa es la cuestión

Estimados amigos lectores, vuelvo después de mucho tiempo de dudas, reflexiones y cambios donde, con mucha tristeza, he tenido que sacrificar el tiempo que dedicaba en participar en éste gran proyecto que se llama “El Persicopi”. Quiero dar las gracias especialmente a los administradores de esta página por haberme esperado tanto. Ahora vamos a lo nuestro, porque la polémica me sigue gustando igual y en esto no cambiaré nunca.

Mucha atención me ha provocado la encuesta publicada por el “Última Hora” sobre los posibles futuros concejales de Palma. Es sólo una encuesta, como tal se tiene que considerar y, como “Doc” en “Regreso al Futuro” nos ha enseñado, el futuro está en nuestras manos y sólo nosotros lo podremos cambiar.

Pablo Iglesias, Monedero, Echenique y los demás no serían nadie hoy si no fuera por todos estos miles de ciudadanos españoles que utilizan su tiempo libre para probar a aportar algo a éste país. Algunos se levantan a las 6, trabajan horas cada día por 900 euros al mes y cuando terminan se quitan el uniforme para ir a hablar de política y de como pueden participar en las instituciones. Gratuitamente.

Todo esto ha nacido porque los partidos instaurados en las mismas instituciones se han convertido en parásitos, verdaderas sanguijuelas formadas por incompetentes, enchufados y ladrones que han llevado España a la ruina con sus malas prácticas y sus abusos. Por cuanto utópico o criticable que sea, la gente de Podemos se reúne para acabar con éste sistema podrido, pero muchos les puntan el dedo gritando que si no pactan con el PSOE, el PP volverá a gobernar. Podemos nace también porque muchos altos cargos y representantes del PSOE han traicionado a sus electores y a sus militantes, adecuándose muy bien a éste sistema y transformando la actividad política en una secta para pocos peones, cuya única calidad valorada es la obediencia en votar la respuesta correcta en el momento adecuado.

¿Debería Podemos pactar con un partido cuyas malas costumbres son una de las razones de su nacimiento?

¿Debería el PSOE, con sus representantes, y algunos militantes, antes de atacar a los ciudadanos que no les votan más, hacerse un buen examen de conciencia y entender por qué hoy en día no son tan deseados en la sociedad?

Personalmente creo que la frase “tienes que pactar conmigo porque si no los otros volverán a ganar” es sólo un vergonzoso chantaje moral que punta a asustar a la gente para conseguir una vez más los propios intereses personales.

Sólo el futuro nos dará las respuestas.

0 comentaris a “¿Pactar o no pactar? Ésa es la cuestión

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *