Per bon camí

Tras dos años y medio de legislatura, tiene lugar estos días, en el Parlament, el Debate sobre el Estado de la Autonomía, en el que el presidente José Ramón Bauzá ha dado cuenta de todas las iniciativas que su gobierno ha llevado a cabo desde su toma de posesión en junio del 2011.

Si de algo hemos pecado en este país, en demasiadas ocasiones, es de no tener los pies en la tierra. Por ello, tal y como él mismo afirmaba en su intervención de ayer, el Presidente es muy consciente de que queda mucho por hacer, de que muchas familias siguen pasándolo mal, de que no podemos caer en el error que cayeron otros y ver brotes donde no los hay.

Pero una vez dejado claro que el camino aún será largo, es justo reconocer que las mayores piedras ya están apartadas del camino. Y prueba de ello, es que nuestra Comunidad plantea unos datos económicos muy diferentes a las demás comunidades autónomas, como la bajada consecutiva y durante más de un año, del número de parados, acompañado, y eso sí que es importante, del aumento del número de afiliados a la Seguridad Social.

Es importante, tanto o más, como haber pagado a todos aquellos proveedores a los que la Administración le debía las facturas y no se las pagaba, porque lo fácil es inaugurar y hacerse la foto, para esto todo el mundo sirve, y si es un socialista con dinero público todavía más.

Gracias a un gobierno serio y responsable, y sobretodo, gracias al esfuerzo de todos y de cada uno de los ciudadanos, hoy en día, podemos mirar hacia el futuro con esperanza, pero no con la esperanza de que las cosas se arreglen solas, sino con la esperanza de que juntos y con esfuerzo, llevaremos a las Islas Baleares al lugar que se merecen y devolveremos a los ciudadanos la estabilidad y el bienestar que nunca debieron perder.

Los Presupuestos de la Comunidad marcan de una forma clara cuál será el camino de la recuperación: las ayudas y beneficios fiscales a quienes quieran crear su propia empresa y la colaboración público-privada serán los pilares esenciales de nuestro crecimiento; y mientras éste no se haga notar, el Govern hará todo lo necesario para que ni una sola familia tenga sus necesidades básicas sin cubrir, y así lo demuestra la partida presupuestaria de la Conselleria de Servicios Sociales, que aumenta el 7%.

Dirán aquellos acostumbrados a gastar lo que no se tiene, y más si no es suyo, que todo esto no es importante. Pero la realidad es que la situación y las perspectivas actuales distan mucho de las que había con la llegada del Partido Popular al Govern y que cuando termine el mandato que los ciudadanos nos confiaron, podremos mirar a la cara a todos ellos con la convicción de haber hecho lo que había que hacer.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *