Piertotum Locomotor

Los cuatro letrados del Parlament firmaron la expulsión de Xelo Huertas de la presidencia del Parlament a la que se ha aferrado con tanto empeño. Como anticuerpos, el equipo de juristas reaccionó ante una presencia anómala y perjudicial. En la última entrega de Harry Potter, la escuela Hogwarts, principal escenario de la saga, revela tener un mecanismo como último recurso al ser amenazada: el hechizo Piertotum Locomotor invoca unos titanes de piedra, presentes pero desapercibidos todo el tiempo, para combatir al enemigo.

Como la obra de J.K. Rowling es fantasía, no cabía que las Cariátides de la sala de plenos se deshicieran de las columnas a las que están sujetas y desfilaran por los pasillos del Parlament hasta que Huertas saliera de su despacho. Sin embargo, la invocación del Piertotum Locomotor en el Parlament, lejos de figuras de piedra, son sus letrados. Los ojos llorosos de la oficial mayor del Parlament, que describió Margalida Solivellas, son el retrato de la humillación a la que la expresidenta y exparlamentaria de Podemos ha sometido a la representación de Baleares, que según el Estatut, es el Parlament. La contundencia del informe de los letrados y la firma de todo el cuerpo es la respuesta al mayor esperpento que ha vivido una institución que, sin embargo, tiene hasta una presidenta en la cárcel.

Con la excepción de los minoritarios -Pi y Ciudadanos-, Huertas es la vergüenza de todos los partidos: de Podemos, por haberle abierto las puertas de la política; de PSIB y Més, por haber mercadeado con los cargos institucionales de la isla; y del PP, por haber dado su apoyo a la expresidenta con el objetivo de desgastar al Pacte. La dilatación de su dimisión a costa de la imagen de una institución a la que sus funcionarios han tenido que rescatar, era un nuevo intento de Huertas de anteponer intereses personales al interés general, motivo ya de su expulsión de Podemos y, automáticamente con ello, de la presidencia del Parlament.

Mimetizados como sus cuadros o las Cariátides, los letrados demuestran ser la última defensa del Parlament. Amenazada su imagen, su integridad y su reglamento, sus funcionarios han sido invocados: Piertotum Locomotor.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *