Primarias socialistas (I): ¿neutralidad?

Como preaviso a navegantes les comunico mi intención de votar en las próximas primarias, aunque no crea que sean la panacea universal, para elegir al futuro Secretario/a General del PSOE. Pero, desde mi congénita ingenuidad, solicito a quien corresponda, me refiero a los “aparatos” nacionales y regionales, que mantengan una actitud clara de neutralidad ante las tres candidaturas: Pedro Sánchez, Patxi López y Susana Díaz (por orden de presentación).

De momento, tal neutralidad no existe, o no se percibe. La Comisión Gestora, sin ambages ni complejos, ha apostado por la candidatura de Susana. Tal comisión nació del sunami del Comité Federal que “forzó” la dimisión de Sánchez. El perfil más evidente es el de Mario Jiménez, Portavoz y responsable de Comunicación y Organización, ilustre militante socialista andaluz, que con ocasión o sin ella barre para su casa. Los líderes regionales (Aragón, Castilla, Extremadura…), así como cargos públicos significativos, han apostado sin ningún tipo de pudor también por Susana. De hecho están utilizando su “relevancia” para poner a parir a Sánchez, confiando que sus “opiniones” puedan influir sobre “sus” militantes Como puede verse con claridad, a Patxi López lo consideran como un “outsider”. Parece ser que algunos de los que animaron a Patxi a presentarse se han pasado al campo de Susana. Y también existe el rumor de una posible retirada de su candidatura.

Pero el culmen del desparpajo lo protagonizan los “referentes” históricos del PSOE (Felipe González, Alfonso Guerra, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba…) arropando físicamente a Susana en su acto de presentación. Otra vez desde mi ingenuidad considero lo más correcto que, más allá de sus naturales tendencias hacia una u otra candidatura, que tales gurús guardaran una cierta neutralidad. Visto lo visto, voy a añadir un comentario políticamente incorrecto: En la foto que acompaña este artículo se ubican personajes como González y Guerra, que fueron protagonistas en el Congreso de Suresnes en 1974. Ganaron la batalla a los antiguos líderes (representados por Rodolfo Llopis), que defendían un modelo de partido y un discurso político trasnochado y no adecuado al siglo XX. Ambos refundaron el PSOE. Ahora, ambos y algunos más reproducen a LLopis, defiendiendo a ultranza el PSOE del S.XX (el suyo) sin comprender que debemos dar respuestas a los nuevos retos del S. XXI.

¿A quién pienso votar? Quiero escuchar las propuestas de los candidatos, hoy desconocidas, de modelo de partido y las líneas claves que definan sus políticas. Mañana insistiré.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *