¿Quiénes y porqué se rasgan las vestiduras?

Fui cofundador de C4TV con algunos compañeros vinculados el PSOE. Sin embargo, los protagonistas de este hecho fueron básicamente la Asociación de Vecinos de Son Sardina y especialmente el grupo teatral “Passatemps”. Esta “complicidad” se rompió parcialmente por parte de algunos miembros de la AAVV en 1991, al escindirse e iniciar una nueva empresa en colaboración con un grupo periodístico local. En 1994 cedimos nuestros “derechos” y el testigo a un empresario del mundo del espectáculo que finalmente vendió C4 de TV al empresario Cinto Farrús.

Desde entonces, mi relación personal ha sido de mera curiosidad por seguir la trayectoria de un medio de comunicación que intentaba abrirse paso en una economía de “feroz mercado”. Es curioso observar como las filias y fobias sociales con los medios de comunicación en general y C4TV en particular siguen una trayectoria ni mucho menos coherente.

Es por ello que me sorprende el escándalo actual por la línea editorial de un “informativo” (por llamarle de alguna forma) que afecta al Sr. Isern.

Como observador próximo de la misma, especialmente en el último año, puedo asegurar que el último caso Isern no es la excepción de una trayectoria en la que por ejemplo Francina Armengol o Xisco Antich, han sido objeto de ”Cartas en Ciutat.es”, preguntas extremadamente manipuladas en el “Observatorio” e informaciones nunca contrastadas con los interesados.

C4TV ha llevado la cuestión al extremo de una grosería que nada tiene que ver con el periodismo con personas y organizaciones que poca o ninguna forma de defender sus opiniones, y en alguna ocasión su honor, tenían sin llegar a los tribunales.

Aquí surge la pregunta, “¿Qué hace un chico como yo en un lugar como este?” Intentar a través de mis intervenciones cuasi quincenales en las tertulias “TOT 4” moderadas por Cristina Roig, y sin compensación económica alguna, poner el contrapunto racional a estas prácticas, porque muchos de mis vecinos mayores de Santa Catalina e incluso de la Part Forana tiene a C4TV como único medio audiovisual de relacionarse con lo que está pasando en nuestra ciudad o en nuestra isla desde la “eliminación física” de TV[M] por parte de María Salom.

Es curioso como este hecho, el cierre de TV[M], tampoco concitó el interés ni de los escandalizados actuales ni del resto de medios de comunicación. Rasgarse las vestiduras por el informativo de referencia tiene a mi parecer connotaciones especificas ajenas a los hechos que lo motivan:

a) El personaje (un “Senyor” de los de antes) y su proyección al liderazgo del nuevo PP o como vayan a llamarlo (habrá que prestar atención al programa de martes 2 de Junio y entender qué papel juega Gabriel Cañellas, abogado de las empresas de Farrús)

b) La eliminación, también física, de un medio que hace de la TV de proximidad una formula competitiva con determinados intereses patronales

C4TV no responde a lo que yo consideraría periodismo ético, ni probablemente a un hipotético libro de estilo que yo aprobara, como no lo hacen otros medios de comunicación, locales o nacionales, y no por ello aspiro a su eliminación por parte de la Inquisición de turno.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *