Rajoy, la cabra tira al monte

Con el título de estas líneas no pretendo ofenderle, pero visto el giro de 180º del PSOE, “donde dijo digo ahora dice Diego”, es muy probable que Rajoy sea de nuevo Presidente del Gobierno, pero en minoría. Los populares, presididos por Rajoy, gobernaron haciendo uso y abuso de su mayoría absoluta convirtiendo al Parlamento en una mera parafernalia. Pero, ¿por qué siempre habrá un “pero”?, la investidura de Rajoy  no garantiza la gobernabilidad por la simple razón de que al no tener mayoría (ni siquiera le bastan los votos sumisos de Ciudadanos) le será necesario pactar con otras fuerzas políticas aprobar cualquier propuesta. Comenzando por el Presupuesto.

No tengo duda de que el PP presionará al PSOE para que “colabore” en la gobernabilidad del país. Hace escasos días el todavía portavoz de los populares en el Parlamento, el bocazas Rafael Hernando, se pasó de rosca exigiendo a los socialistas, además de su abstención en la Investidura de Rajoy, lealtad para garantizar la estabilidad y gobernabilidad. Se supone, confío en que no sea demasiado confiar, que el PSOE ejercite de oposición real. La prueba del algodón será el debate sobre los Presupuestos, diseñados según el santo y seña de las políticas diseñadas y practicadas en el gobierno presidido por Rajoy.

De momento tenemos muestras preocupantes. Durante sus más de 300 días de gobierno en funciones no ha aceptado ningún control parlamentario, hasta el punto que el Congreso por mayoría (sin los votos de los populares) ha llevado al Gobierno en funciones de Rajoy al Tribunal Constitucional.

Suma y sigue. “Más madera es la guerra”. El Gobierno, el pasado día 14, veta 10 proposiciones de ley de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos. El Gobierno del PP justificó ante el Congreso el rechazo a tramitar las diez proposiciones porque, según el Ejecutivo, si salieran adelante, supondría una desviación presupuestaria de más de 5.000 millones de euros y pondrían en riesgo el cumplimiento del plan de estabilidad comprometido con Bruselas. Desde el Partido Popular, Rafael Hernando, portavoz del grupo parlamentario en el Congreso ha mostrado su respeto por la decisión del Gobierno y ha recalcado que ahora le corresponde a éste decidir qué es lo va a hacer después de que la Mesa del Congreso haya levantado ese veto para dos de ellas, pese a que sí afectan al gasto.

El portavoz de Empleo del grupo socialista, Rafael Simancas, también ha lamentado la situación, calificándola de “filibusterismo parlamentario”. En la misma línea se ha pronunciado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera: ” El Gobierno tiene que entender que, a partir de ahora, tendrá que negociar, pactar, dialogar y buscar apoyos en los partidos de la oposición”. Ha añadido que su partido ha votado a favor de tramitar las leyes “con normalidad” en el Congreso porque no considera “lógico” que éstas puedan quedar bloqueadas “con el argumento económico”.

La Mesa del Congreso ha acordado pedir un informe a los servicios jurídicos de la Cámara para decidir siguientes pasos.

El conflicto está garantizado mientras los populares no cambien su chip y aprendan a gobernar sin mayoría absoluta. De momento “la cabra” sigue tirando al monte.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *