Respuesta breve a mi interlocutor telefónico

Ayer, jueves, cerca de las 22 horas, estaba regresando de un debate en Canal 4 que, entre otros temas, trató de la iniciativa de Podemos de plantear un Moción de Censura a Rajoy. Comenzó a sonar mi móvil, no le hice caso simplemente porque estaba conduciendo. Ante la insistencia detuve mi coche en el amplio arcén de una rotonda.

No tuve tiempo de “abrir la boca”. El pretendido interlocutor me dijo su nombre (conocido por mí, pero sin ninguna relación previa con él) y comenzó a pronunciar improperios por mis comentarios en el citado debate. ¿Cómo una persona como yo que se declara de izquierdas puede oponerse y criticar a Podemos y a su líder, Pablo Iglesias, por proponer una moción de censura a Rajoy? El epíteto más cariñoso fue “traidor”, sin obviar su crítica al hecho de continuar siendo militante del PSOE. Intenté argumentar mi opinión, pero fue imposible. Les aseguró que me encontré muy incómodo. Arranque de nuevo mi coche. Y mientras regresaba a casa repasé mi argumentación.

Me inquieta el simplismo de Podemos. Para ellos, par Iglesias y su equipo, el que no dé el Visto Bueno a su iniciativa implica automáticamente que defiende a Rajoy como Presidente de Gobierno y naturalmente al PP, inmerso en la corrupción. No aceptan, ¡va de retro!, que otros (entre ellos yo) consideremos altamente inquietante la actual situación política gestionada por un PP corrupto y por un Presidente, Rajoy, que a pesar de no tener mayoría pretende seguir aplicando las mismas políticas y recetas de su anterior gobierno; pero que coincidir en el diagnóstico no implica que la receta (la moción de censura) sea la medicina adecuada. Antes al contrario, puede reafirmar a Rajoy y al PP. Una vez más el Podemos de Pablo Iglesias se considera depositario único de las “verdades” de la izquierda. No aceptan una izquierda plural. Los demás, especialmente los socialistas, son meros comparsas.

La dirección de Podemos sabe perfectamente que su moción de censura no tendrá éxito. De momento ningún otro partido se muestra partidario. Pero muy probablemente seguirán adelante. Y como es lógico (?) los causantes del fracaso, y de que Rajoy siga en sus trece, son los demás (concretamente el PSOE) por no aceptar su iniciativa. Iglesias y su equipo sabe perfectamente que los socialistas (ninguno de sus candidatos a Secretario General) van a apoyarle, pero si les interesa remover el gallinero de los socialistas en su proceso de primarias.

Desgraciadamente la foto que reflejaba su iniciativa de la moción, parecía un calco de aquella otra foto de aquella rueda de prensa donde Iglesias (mientras Pedro Sánchez estaba reunido con el Rey, aceptando el encargo de intentar obtener la Investidura) distribuía entre los presentes en la foto los distintos ministerios. Sin olvidar que Podemos votó en contra de la posible investidura de Sánchez como Presidente, lo que no justifica la posterior abstención del PSOE.

Podría continuar. Existen múltiples iniciativas parlamentarias posibles, donde el PP no tiene mayoría. La Reforma Laboral, la LOMCE, la ley “mordaza”, las comisiones de investigaciones, la exigencia de que el Presidente del Gobierno comparezca ante el Parlamento. En unos días se comenzará el debate sobre los Presupuestos, y Podemos ya ha presentado su proyecto alternativo; no extrañaría que también pretendiera (y exigiera) que los otros se adhieran a su texto.

Me he limitado a expresar mi opinión, dejándome en el tintero otras argumentaciones como la de convertir la acción política en puro espectáculo. Y me crea o no mi “interlocutor telefónico” no me alegro lo más mínimo de los posibles errores de Podemos. Nuestros adversarios políticos no son Podemos, sino el PP como representante y gestor de las absurdas y preocupantes políticas neoliberales. Como contrapartida confío en que los socialistas no seamos para Podemos el objetivo a batir.

No he pretendido ofender a nadie, ni me sentí agraviado por los comentarios de mi interlocutor telefónico. Entre otras razones, porque no ofende el que quiere sino el que puede. Únicamente he pretendido responderle a través de estas líneas. No quiero jugar con ventaja. En caso de tener interés en ampliar sus argumentos, ya sea mi interlocutor telefónico o cualquier otro/as, quedan a su disposición los espacios ofrecidos por www.elperiscopi.com.

Un comentari a “Respuesta breve a mi interlocutor telefónico

  1. Benvolgut Tarabini:
    Estic molt d’acord amb tu. Els debats són per aportar idees, no per intentar tenir la raó sigui com sigui.
    Hi ha gent que va de demòcrata i t’insulta si no penses com ells.
    Ja saps que a aquesta gent no se’ls ha de tenir en compte.
    Felicitacions per els teus raonaments pugui o no pugui estar d’acord amb tu.
    Una abraçada.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *