Serveis socials sota mínims

Les Illes Balears, que havien estat una comunitat pionera en els serveis socials en els dos pactes de progrés (Targeta Bàsica per a complementar les pensions més baixes, avançada Llei de Serveis Socials, educadors socials als instituts, etc.) en un context de finançament autonòmic penós, es va trobar a partir del 2011 amb una situació dels serveis socials cada vegada més sota mínims. La primera decisió va ser carregar-se la pròpia conselleria d’Afers Socials, els dos primers anys, essent obligats per la realitat dels fets a tornar-la a crear.

 

En aquests darrers 4 anys, han empitjorat des de diverses perspectives: el marc normatiu (congelant la Llei de Serveis Socials), el finançament (reduint els recursos disponibles), el marc competencial (preparant la reducció de competències dels ajuntaments), la cobertura (és suficient mirar les coes davant dels menjadors socials), però tot i aquests atacs, encara podem millorar en els propers anys amb un govern de progrés. Revisem una sèrie de polítiques contra els serveis socials:

 

1. Precarització dels serveis: tancament de serveis i programes (per exemple: els educadors socials als instituts; paralització de la construcció de centres de dia per a persones majors; etc.). Contractació externa en condicions precàries (s’han contractat empreses que no tenien el més mínim coneixement dels serveis socials, substituint organitzacions amb treball de qualitat). Manca d’oferta de l’administració, ni tan sols s’han cobert les baixes.

 

2. Intrusisme irresponsable: s’ha facilitat que els policies locals, sense preparació social i educativa, substituïssin els educadors socials als ajuntaments. Molts responsables, designats a dit, no tenien la més mínima idea dels temes socials.

 

3. Incompliment normatiu: congelació de la Llei de Serveis Socials (Llei 4/2009, d’11 de juny de serveis socials de les Illes Balears) i de la programació aprovada en el decret de la Cartera de Serveis Socials. Estancament durant anys del compliment de la llei de Dependència. Incompliment de la reglamentació del Servei d’Ajuda a Domicili (previsió dels serveis dels “Educadors familiars” en situacions de greu dificultat).

 

4. Incompliment dels plans vigents. Per exemple del PENIA (II Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia 2013-16), del Plan Nacional de Acción para la Inclusión Social del Reino de España 2013-2016.

 

5. Promoció de noves lleis restrictives. Per exemple, la LRSAL (Llei de racionalitzacio´ i sostenibilitat de l’administracio´ local) o la LOMCE (Ley Orga´nica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa). En els dos casos s’estableixen fortes restriccions per al desenvolupament dels serveis socials, en especials en els nivells municipals.

 

Per simplificar, podem dir que hem d’arribar a la mitjana dels països de la Unió Europea, la que la comunitat es mereix en funció de la seva riquesa. Les necessitats socials, també la promoció de la justícia social, s’han de considerar una de les prioritats estratègiques de la construcció del país, al menys com l’educació i la salut.

 

Els serveis socials han d’entrar en l’agenda política dels partits de l’esquerra. Si la política del PP i la crisi no ha permès que hagin rebut un tractament prioritari, per part de les administracions públiques, aquest tractament s’ha de modificar radicalment.

 

Però no només és qüestió de destinar-hi més recursos, en aquest moment de dificultats econòmiques seríem innocents si penséssim que es pot disposar d’un gran increment pressupostari, al menys en els primers anys. Allò que és absolutament irrenunciable és reforçar la voluntat política, recuperar els programes i les polítiques socials adequades i, també, millorar l’eficiència. Els serveis socials necessiten que els poders públics, en la seva globalitat, els vegin com un element estratègic en el desenvolupament de les polítiques públiques, amb implicació per a tots els nivells de l’administració pública, que ha de fer front a unes necessitats canviants i que afecta de manera generalitzada les ciutadanes i els ciutadans.

0 comentaris a “Serveis socials sota mínims

  1. Recuerdo que cuando estaba el Pacte de Progres, una vez empezó a agudizarse la crisis, había muchos problemas de financiación de la RMI, habiendo retrasos en la aprobación de solicitudes inaceptables. En cambio ahora, en los años 2014-2015 ha funcionado razonablemente bien, llegando a aprobar la prestación de RMI en un mes y, normalmente no en más de 3 meses.

    En cuanto a las prestaciones para cubrir las necesidades básicas, ha aumentado mucho el presupuesto que gestionan los servicios sociales (al menos en Palma, que es lo que yo conozco). Cierto es que no podía ser de otra forma cuando cada vez hay más parados de larga duración y familias sin ningún miembro con ingresos procedente del trabajo o de prestaciones y subsidios por desempleo. Pero en mi opinión sí se ha reaccionado de forma bastante aceptable (En Palma).

    Los comedores y las asociaciones que reparten alimentos ya estaban llenos en el año 2010. De hecho, el Ayuntamiento de Palma ha dignificado bastante el tema de las ayudas de alimentación con la tarjeta de alimentos (cierto es que no es perfecta pero supone una mejora en muchos aspectos).

    Es cierto que ha habido recortes importantes en temas de prevención socioeducativa. En mi opinión algunos recortes han sido muy acertados. Hay que priorizar la cobertura de necesidades básicas (garantizada por la Ley de Servicios Sociales). Muchos servicios socio-educativos que se recortaron era herramientas útiles de prevención pero no prioritarias. Especialmente cuando su objetivo más que prevenir socialmente eran hacer una especie de adoctrinamiento nacionalista (temas de catalán).

    En resumen. Sí, en las Islas hay mucho por mejorar. Estamos a la cola de España en cuanto a financiación de Servicios Sociales. Pero no es que haya empeorado, en mi opinión, respecto a lo que hacía el “Pacte de Progres”. Y no se va a mejorar solo con buenas intenciones o incluso con financiación. También hay que tener capacidad de gestión y de priorización.

    Y yo no soy del PP. Soy de Ciudadanos.

  2. Recuerdo que cuando estaba el Pacte de Progres, una vez empezó a agudizarse la crisis, había muchos problemas de financiación de la RMI, habiendo retrasos en la aprobación de solicitudes inaceptables. En cambio ahora, en los años 2014-2015 ha funcionado razonablemente bien, llegando a aprobar la prestación de RMI en un mes y, normalmente no en más de 3 meses.

    En cuanto a las prestaciones para cubrir las necesidades básicas, ha aumentado mucho el presupuesto que gestionan los servicios sociales (al menos en Palma, que es lo que yo conozco). Cierto es que no podía ser de otra forma cuando cada vez hay más parados de larga duración y familias sin ningún miembro con ingresos procedente del trabajo o de prestaciones y subsidios por desempleo. Pero en mi opinión sí se ha reaccionado de forma bastante aceptable (En Palma).

    Los comedores y las asociaciones que reparten alimentos ya estaban llenos en el año 2010. De hecho, el Ayuntamiento de Palma ha dignificado bastante el tema de las ayudas de alimentación con la tarjeta de alimentos (cierto es que no es perfecta pero supone una mejora en muchos aspectos).

    Es cierto que ha habido recortes importantes en temas de prevención socioeducativa. En mi opinión algunos recortes han sido muy acertados. Hay que priorizar la cobertura de necesidades básicas (garantizada por la Ley de Servicios Sociales). Muchos servicios socio-educativos que se recortaron era herramientas útiles de prevención pero no prioritarias. Especialmente cuando su objetivo más que prevenir socialmente eran hacer una especie de adoctrinamiento nacionalista (temas de catalán).

    En resumen. Sí, en las Islas hay mucho por mejorar. Estamos a la cola de España en cuanto a financiación de Servicios Sociales. Pero no es que haya empeorado, en mi opinión, respecto a lo que hacía el “Pacte de Progres”. Y no se va a mejorar solo con buenas intenciones o incluso con financiación. También hay que tener capacidad de gestión y de priorización.

    Y yo no soy del PP. Soy de Ciudadanos.

  3. Qui no dóna el seu nom en un debat és perquè no vol ser resppnsable de les seves paraules. És a dir, diu el que vol irresponsablement. No faré un debat així.
    No enganyis, dius que ets de C’s i no del PP, en realitat ets un conservador, amb informació parcial i distorsionada ideològicament.

  4. Que razón tienes, la gestión de los servicios sociales (centros de día de personas mayores o el servicio de ayuda a domicilio del ayuntamiento) no se tendría que derivar a la empresa privada, que lo único en lo que piensan es en el dinero y se olvidan que están tratando con personas (lo digo porque lo he visto con mis propios ojos) a donde hemos llegado. Mi conclusión es que hasta que no deje ser un negocio por desgracia habrá gente dirigiendo centros, auxiliares y demás personal que no respetan esta profesión y hacen que duela ver según que comportamientos y actitudes.¿Donde están los controles para la empresa que subcontratas cumpla con los objetivos y que le personal que trabaja en ellos es el adecuado? Ojala algún día llegue… Que los profesionales que amamos esta profesión nos dejen ejercerla con dignidad.

  5. Que razón tienes, la gestión de los servicios sociales (centros de día de personas mayores o el servicio de ayuda a domicilio del ayuntamiento) no se tendría que derivar a la empresa privada, que lo único en lo que piensan es en el dinero y se olvidan que están tratando con personas (lo digo porque lo he visto con mis propios ojos) a donde hemos llegado. Mi conclusión es que hasta que no deje ser un negocio por desgracia habrá gente dirigiendo centros, auxiliares y demás personal que no respetan esta profesión y hacen que duela ver según que comportamientos y actitudes.¿Donde están los controles para la empresa que subcontratas cumpla con los objetivos y que le personal que trabaja en ellos es el adecuado? Ojala algún día llegue… Que los profesionales que amamos esta profesión nos dejen ejercerla con dignidad.

  6. No me considero conservador. Mi ideología es socialdemócrata. De hecho, he sido votante de esos partidos de izquierdas (IU, PSOE, PSM).

    Escribir con pseudónimo tiene la ventaja de hacerlo de forma más sincera.

    La información sobre los servicios sociales y la RMI es de primera mano. He estado en primera línea en los años 2007-2015.

    Repito:

    El estado de los servicios sociales en las Islas Baleares es malo históricamente. Siempre hemos tenido de las peores financiaciones de toda España.

    Los partidos de izquierda/nacionalistas no pueden vivir de “buenas intenciones”, hay que gestionar y priorizar bien. En mi opinión, el hecho de querer contentar a todo el mundo conduce a cierto “clientelismo” que al último que beneficia es al destinatario de las políticas de servicios sociales (y eso ocurrió en buena parte en la legislatura 2007-2011).

    Es lógico que influya el filtro de la ideología política. A todos nos influye incluyendo a ti mismo.

  7. Hay sectores como la educación, la sanidad y los servicios sociales que no tendrían que estar condicionados al partido político que gobierne en ese momento, pero eso dudo mucho que cambie….

  8. Un exemple.
    Diario de Mallorca, dilluns 4 de maig:
    “Más de 4.000 dependientes leves podrán reclamar sus ayudas en julio. Los recortes retrasaron su incorporación al sistema, que debía haber sido en 2012.”

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *