Sobre un tal Michel de Nôtre-Dame

A nadie se le oculta ni siquiera en el pensamiento, que la elección de Donald Trump como Presidente de la nación más poderosa del mundo, según dicen, ha posibilitado que los canales de televisión, cadenas de radio, prensa en general y redes de comunicación en un mundo cada vez menos social, hayan llenado espacios que a su vez han relegado a otras noticias que al parecer ya no lo son. Según vemos, con mucha suerte ya no desembarcan centenares de inmigrantes en aguas griegas porque otros en ese mismo intento perecieron en ella, solo por poner un ejemplo que pueda ilustrar este planteamiento.

Para unos el Sr. Trump es el representante en la tierra del azufre con que alimenta Lucifer sus infiernos y para otros es el representante legal de un pueblo que ha sido elegido libre y democráticamente, aunque a la mayoría se nos pongan los pelos como escarpias al solo hecho de pensar que lo planteado como eje de su programa en los mítines pueda llevarse a la practica. Y para otros, la mayoría de ciudadanos que no son políticos, ni periodistas de opinión, ni tertulianos en emisoras de radio y televisión, ni banqueros, si no aplicados y respetuosos con lo que significa aquellos tres monos que aparecieron en 1.636 en el santuario de Toshogu al norte de Tokio. “No ver, no oír y callar”, aunque en occidente la escultura original presenta un ligero cambio… “No escuchar, no ver y también callar”.

Pero mira tú que de pronto se trae al presente desde el baúl longevo de las profecías a Michel de Nôtre-Dame (Nostradamus para los no iniciados) cuyas generalidades son muy susceptibles de interpretación, pero que creo pueden volcar un cierto soplo de tranquilidad en ese desafuero en la que andan metidos unos y otros.

Veamos, el médico y astrólogo francés, autor de profecías que generalmente se basan en apocalipsis bíblicos copiadas casi literalmente y transcritos en un lenguaje mezcla de griego y latín, en su traducción rescatamos dos pasajes:

Uno: “Un dudoso no llegará lejos del reino, la mayor parte querrá sostenerlo, un capitolio no querrá en absoluto que reine. Su gran carga no la podrá mantener”.

Y el otro: “El falso mensaje por elección falsa, correr roto sin parar, voces aceptadas, de sangre capilla teñida, y a otro imperio entregado”.

I que no és guapo, això? Tranquilidad pues porque el profeta gabacho envía su mensaje a quienes no quieren a Trump al frente del ejecutivo USA porque dicen que son más los electores que no le han votado que los que sí lo han hecho, solo que la ley americana dice otra cosa a la hora de tratar una convocatoria electoral. Aconsejo la lectura de los dos pasajes que cito y saquen sus propias conclusiones.

Y tranquilidad para quienes celebran su ascenso al reino de la Casa Blanca, porque de las 10 profecías que pronosticó Nostradamus para el año 2016, no se está cumpliendo ni una sola. Será posible la tercera guerra mundial que durará 27 años, y que este evento llegará a su máxima cumbre, cuando un cometa será visible desde el cielo. La segunda es que el volcán Vesubio entrará en erupción causando 16.000 muertos. La tercera es que en 2016 tendrá lugar un terremoto en Estados Unidos catalogado como el más grande de su historia. La cuarta es que se derrumbará la economía mundial y que los hombres ricos morirán muchas veces (?). La quinta es una despedida a los impuestos que surgirá por el deseo de los ciudadanos de no cumplir con sus obligaciones. La sexta es que la radiación quemará al mundo y podemos hablar del calentamiento pero hace ya unos cuantos años que está sucediendo aunque hasta hoy se ha cumplido el vaticinio apocalíptico. La séptima es que el ser humano llegará a vivir 200 años, ¿y para que tanto? porque si llega la tercera mundial esa profecía tiene poco fundamento. La octava es que no se podrá ser padre en libertad porque para poder serlo se precisará de una licencia. La penúltima es que los humanos aprenderán a hablar con los animales, y ésta casi lo consigue porque para que un animal te entienda tienes que hablar su lenguaje, y eso muchos mortales ya lo hacen, por ejemplo con los perros. Y por último desaparecerán las diferencias entre idiomas pues se trata de volver a tiempos pasados en donde ocurrió lo de Babel.

Y todo esto para el año 2016. Pues nos queda menos de un mes y medio para darle la razón, aunque lo de “un dudoso no llegará lejos del reino…” tiene buena pinta. Para tristeza de sus seguidores lo cierto es  que su primera cuarteta ya se está cumpliendo.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *