TIRME (I): ¿Cómo se escribe la historia de esta isla?

Pasado el escándalo provocado por la noticia de llevar estiércol de Italia en Mallorca y descubierta por la prensa nacional la relación presuntamente mafiosa entre las autoridades de Pescara (origen del “combustible”) y la empresa con la que se tenían conversaciones, s ha reconducido la situación por parte del Consejo Insular de doña Maria Salom a un standby absolutamente discreto, dispuesta a volver a insistir en momentos menos “ruidosa”.

Mientras tanto, la oposición también intenta reconducir la situación al debate de las tasas 2013 al marco institucional. Las propuestas de renegociar el contrato con TIRME no puede interpretarse más que como un intento de racionalizar el statu quo pero manteniéndolo.

Reconozcamos que hoy TIRME es una solución inadecuada los intereses de los mallorquines y que este reconocimiento es una tarea de sanidad de lo público en Mallorca.

¿Qué es TIRME? Hoy, un holding empresarial de intereses cruzados con cuatro socios que se han repartido el protagonismo de gestión de lo público en Mallorca:

ENDESA, propietaria de un 40% del capital. Empresa dedicada a la generación y distribución de energía eléctrica, prácticamente en régimen de monopolio en las Islas y por lo tanto especialmente interesada en la supervisión y control de cualquier alternativa relacionada con las renovables. Pensad que ENEL italiana es el socio mayoritario de Endesa.

URBASER (Dragados – ACS Florentino Pérez), con un 20% de participaciones. Además de ingeniería y construcción pública de infraestructuras a partir de la adquisición de varias empresas, se hizo con una gran cortada de los servicios de limpieza y jardinería en el municipio de Palma y del Hospital de Son Espases (UTE Dragados, FCC y Melchor Mascaró).

FCC (Fomento de Construcciones y Contratas), también con un 20% de Capital, dedicada a la explotación de servicios públicos a través de diversas compras y pactos con pequeños empresarios tiene una larga lista de contratos de recogida de basuras, así como la gestión de varios servicios municipales de la parte foránea (limpieza, alcantarillado y pluviales, etc.) y algunos de los servicios (lavandería y otros) en Son Espases.

IBERDROLA COGENERACIÓN, con el restante 20% de participaciones para completar la perspectiva y garantizar el oligopolio. La entrada a TIRME de esta empresa bloquea cualquier posible alternativa a las renovables. Prácticamente anula la viabilidad del proyecto Sampol.

Si consideramos que en todo este proyecto por decisión política se quedó afuera EMAYA, y quien ha quedado al frente de la adjudicación del servicio a Tirme ha sido el Consejo de Mallorca, que no ha contado en ningún caso con los técnicos adecuados para control eficaz de las propuestas de la empresa adjudicataria del servicio. Los estudios, proyectos, adjudicación de obras y supervisión de la gestión, justificación de las tasas siempre han sido menos tuteladas por los técnicos de Tirme.

Es evidente, tenemos el marco perfecto de un oligopolio que puede decidir por encima de los políticos, que además le servirán de pantalla, como decimos en buen mallorquín “su boca es medida”. Empero, el excesos se pagan siempre y efectivamente han llegado a enfrentaban, y la vaca, el Consell de Mallorca, no se puede permitir dar más leche. Es en este contexto en el que debemos entender las últimas movidas.

La definición creativa del “combustible” era perfecto para justificar una operación millonaria que anualmente podría ser ampliada garantizando una rentabilidad al margen de las tasas públicas. A lo largo del debate público, las cifras se han acomodado a las distintas situaciones y partiendo de 80 € por Tm en diferentes ámbitos, siempre verbales, se ha llegado a hablar de llegar a los 200 € por tonelada.

El argumento era simple: en tiempos de las vacas gordas hemos dimensionado inadecuadamente las instalaciones de Son Reus y ahora durante 6 meses al año no disponemos de “combustible” para rentabilizar las instalaciones y, por tanto, o apujam tarifas o importam el estiércol para garantizar el funcionamiento del panaderías los 12 meses del año.

Hay dos consideraciones a hacer al respecto:

1. – En Son Reus hay una montaña, literalmente hablando, de estiércol maduro (casi 12 millones de toneladas), en el vertedero histórico de EMAYA, a no más de 100 metros de los hornos. El coste de este “combustible” es prácticamente 0 y, a la larga, esta era la gestión correcta del complejo.

2. – Los informes que produjeron este sobredimensionamiento de las instalaciones son responsabilidad única y exclusiva de Tirme y, por tanto, es Tirme quien tendría que asumir las consecuencias del error.

Pero parece que aquí está el brócoli: los técnicos públicos (Secretario e Interventor, además de los servicios jurídicos) que supervisar e informar positivamente el contrato de la concesión y los políticos que la aprobaron no tuvieron ningún empacho en garantizar a la empresa un rentabilidad que ahora Tirme está en disposición de reclamar. Ya vemos una gestión pública enfermiza.

Rentabilidad que debería estar en consonancia con la inversión efectiva que se desprende de la lectura de los balances de Tirme y es que el capital desembolsado los socios no llega a 8 millones de euros. Ahora bien, según parece, nos reclaman de acuerdo con la inversión que pagamos para amortizar (física y financieramente hablando) más de 300 millones, además de los costes de explotación. Esto es lo que los financieros denominan “apalancamiento excesivo”, que sólo los ciudadanos mallorquines estarán dispuestos a asumir. Bueno, mejor dicho, los políticos que los representan.

0 comentaris a “TIRME (I): ¿Cómo se escribe la historia de esta isla?

  1. Hola,

    Menudo artículo más sesgado. Para empezar, esta foto no corresponde a Tirme sino a la planta de generación de electricidad de Endesa.

    Luego, estiercol es residuos de animales y no residuos sólidos urbanos, que es lo que realmente se quemará. Segunda mentira de tu artículo

    Hablas de los accionistas de Tirme como si fuera una “primicia” cuando esto está puesto en la web desde siempre y siempre han sido los mismos socios desde 1992 cuando se constituyó la UTE

    Podría seguir debatiendo sandeces, pero la verdad, no tengo más tiempo

    Un saludo,

  2. Buenas,

    Supongo que el termino “estiercol” equivale a la traducción de “fems”, termino equivocado intencionadamente en lugar de haber usado el más conveniente “residu”…

    Respecto a tus consideraciones:
    – Es el Consell Insular el que aprobó la ampliación de la Incineradora y los politicos de turno los responsables del problema, no la empresa. UM está siendo juzgada como una banda de malhechores…
    – Re-utilizar la montaña de residuos enterrados es una opción muy válida (en lugar de dejarla para nuestros descendientes), pero ésto tiene un coste que se debería trasladar a la tarifa. Personalmente, no me importaría pagar un poco más para eliminar este “estiercol” enterrado.

    Para acabar, recordar que UM estaba integrada por mallorquines malorquines…

    Saludos

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *