Trump, Brexit y Catalunya

Entre algunos otros temas, asuntos y acontecimientos que hemos heredado del año pasado (y otros que, sin duda, irán surgiendo en el presente) estos tres que aparecen en el titular de este artículo serán los acontecimientos, asuntos y temas que nos ocuparán en el año 2017, recién estrenado.

Aunque Trump pueda influir mucho en la política y en la economía mundiales poco podemos hacer nosotros desde España y desde la ciudadanía de a pie para intervenir en ellas, excepto que las tendremos que sufrir y soportar. Sí que podemos sacar alguna enseñanza sobre las democracias que permiten que un tal personaje pueda llegar a ser jefe de un estado como USA u otros. Algo está fallando. O los votantes están pecando de irresponsables o inconscientes. O dejándose manipular por propagandas y palabrerías. Aprendamos para no caer en situaciones similares o parecidas en nuestra España ¿o ya hemos caído?

¿Del Brexit qué diremos? Que los británicos son muy suyos, lo han sido y lo serán. Que nunca se han sentido europeos, que son muy solidarios con ellos mismos y ya tienen suficiente con ser ingleses, escoceses, galeses, norirlandeses, sajones, normandos, gaélicos y bretones. Tienen que mantener su Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y sus “colonias”. El Brexit lo irán consiguiendo al ritmo que les convenga y a la medida que sus propios intereses lo requieran. Tampoco aquí los españoles podemos hacer nada salvo resignarnos pacientemente a lo que venga.

¿Y Catalunya? Bien, gracias.

Si terminase aquí este artículo se me podría tachar de no querer mojarme en un tema que nos atañe de muy cerca, y en el único de los tres que nos concierne a los españoles y  en el que poco o mucho podemos implicarnos.

Sin repasar la Historia completa considero que: Hubo una Corona de Castilla y una Corona de Aragón que se unieron en sus cabezas. Existió una guerra de Sucesión, que fusionó e impuso la unificación de España. En el último tercio del siglo pasado se constituyó el Estado de las Autonomías. Que la Historia sigue y que nuestro país está constituido por cortijos, pazos, caseríos, masías, alquerías, posesiones y campanarios, pronto también de minaretes. Y que entre todos tenemos que colaborar en realizar nuestras inquietudes, aspiraciones y proyectos para convivir en paz, justicia y progreso de todos los pueblos de España y sus habitantes, que son los que cuentan. Lo contrario es Brexit y Trump.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *