UIB: ¿vaso medio lleno o medio vacío?

La UIB ha hecho público un informe en el que se detalla la ocupabilidad de sus licenciados (léase capacidad de inserción profesional una vez acabado sus estudios superiores). Reproduzco los datos más relevantes…

• 81% Nivel de ocupación. Ocho de cada diez titulados trabajan a los tres años de salir de la UIB. Un 10% está en el paro y el resto se declara “inactivo”.

• 50 % Temporalidad. La mitad de empleados logra contratos temporales y un 35% tiene un contrato permanente. El 13% es autónomo. La mayoría tiene jornada completa.

• 18%Sobrecualificados :ocupan un trabajo que no exigen estudios superiores.

• 30% Satisfacción. Un tercio de los alumnos de ingenierías elegirían otro título si pudieran volver atrás. Un 30% elegiría una universidad distinta.

…y los consiguientes comentarios.

El nivel de ocupabilidad es positivo (ocho de cada diez están trabajando) pero a los tres años de concluir sus estudios.

Encontrar un contrato estable es un reto en el mercado laboral y lo es para todos los demandantes de empleo: los graduados universitarios tampoco lo tienen fácil. Los titulados de la UIB no escapan de la temporalidad: la mitad de los jóvenes que acabaron sus estudios en la Uib en 2013 y que están trabajando lo hacen gracias a un contrato temporal, de entre seis meses o un año de duración como máximo. Un 35% sí logró firmar un contrato indefinido.

El grado de ocupación no siempre se relaciona con la satisfacción con lo estudiado. Un tercio de los alumnos de las ingenierías señalaron en la encuesta que si pudieran volver atrás en el tiempo elegirían otra carrera. Los más contentos con el estudio que decidieron cursar son los alumnos de Humanidades y Ciencias Sociales: el 90% volvería a matricularse en lo mismo. Y eso pese a que sus grados son los de más difícil empleabilidad: en su caso la tasa de paro es del 15% frente al promedio de la Universitat, que es del 10%.

Nuestra estructura económica sigue sin demandar empleos cualificados. Un 18% de universitarios activos laboralmente ocupan puestos de trabajo que no exigen estudios superiores.

Y un dato preocupante: un 30% si ahora volvieran a iniciar sus estudios elegiría otra universidad.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *