Ver para creer

A medianos del año pasado, los medios de comunicación locales se hicieron eco del nombramiento del Consejo Asesor de IB3, por el Pacte que controla el Parlament Balear, (con doblete de la OCB y siete meses de retraso) que había prometido para noviembre, con lo que IB3 avanzó aunque fuera a trompicones hacia el “nuevo modelo” de radiotelevisión pública prometido por los partidos del Pacte.

El director general de IB3, Andreu Manresa, dos meses después admitió, en el mes de septiembre pasado, durante la comisión de control sobre la radiotelevisión de Balears el descenso de los índices de audiencia en el ente público de Balears, si bien, aseguró que todos los profesionales que trabajan en la cadena pública de televisión “se dejarán la piel para intentar hacer, con dignidad, todo aquello que esté en nuestra mano para mejorarla”, enfatizó. Tanta gente emplea esta frase de “dejarse la piel”, que nadie se lo cree de tan devaluada que está.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, dos meses después manifestó que los objetivos marcados para la radiotelevisión pública IB3 se cumplían, como la pluralidad, objetividad, independencia, eficiencia, representación de las cuatro islas, normalización lingüística y el soporte a la industria audiovisual local.

¿Sabía lo que decía la farmacéutica presidenta cuando dijo que IB3 cumplía con eficiencia, o sea con capacidad para realizar y cumplir adecuadamente una función? y cuando terminaba de soltar el rollo de pluralidad, independencia,… ¿sabía de que hablaba?, lo veremos más adelante.

Para saber cuáles son los objetivos marcados hemos buscado hasta encontrar vía internet y hemos encontrado, en su página web:

Misión: IB3 es el grupo de medios de comunicación de titularidad pública de las Baleares que impulsa la identidad propia de las Islas, su cultura y su lengua, con una programación de plural y de proximidad.

Visión: Quiere ser el medio de referencia de las Baleares, con una oferta innovadora, atractiva y de calidad que transcienda los límites de las Islas proyectando una imagen moderna y arraigada en sus valores.

Este batiburrillo (en la conversación y en los escritos, mezcla de cosas inconexas y que no vienen a propósito) viene a cuento de que la mayoría de veces cuando los políticos que nos está tocando soportar y pagar demasiado bien nos venden su buen hacer, normalmente  nos la quieren meter doblada.

Hace tres días saltó la noticia de que IB3 está preparando una miniserie sobre el obispo Salinas, que perdió la mitra de Mallorca, por cómo gestionó la crisis por su relación con su secretaria Sonia Valenzuela,  una relación que a Javier Salinas, al final, le costó la sede catedralicia de Mallorca.

Aunque parezca una noticia más propia del día de los Santos Inocentes, la realidad, la cruda realidad es que la controvertida relación entre Javier Salinas y la que fue su secretaria, Sonia Valenzuela, y que fue la causante de la destitución del primero como obispo de Mallorca, protagonizará una miniserie que IB3 emitirá este mismo año. El vínculo entre los dos personajes provocó un fuerte impacto en el seno de la Iglesia de Mallorca y terminó con el matrimonio de la colaboradora del prelado.

Ahora ya no es tan batiburrillo, todo está conexo, las declaraciones de la Presidenta, las declaraciones del Director General contradicen los hechos.

Nos venden, con toda su cara dura, con todo su morro, que “IB3 es el grupo de medios de comunicación de titularidad pública de las Baleares que impulsa la identidad propia de las Islas, su cultura”. ¿Se basan nuestra identidad y nuestra cultura propias en programas  de la más baja estofa y fétida telebasura? ¿Tiene que ser IB3 escandalosa, fisgona, indiscreta, entrometida, morbosa, cotilla y chismosa? ¿Se va a basar el “nuevo modelo” en programas de telebasura? ¿Es en este tipo de programa que como dijo Manresa “se dejarán la piel para intentar hacer, con dignidad, todo aquello que esté en nuestra mano para mejorarla”? ¿Para una televisión pública es una buena idea buscar nivel de audiencia en la telebasura? ¿Es con programas copiados de las telebasuras nacionales que Manresa quiere que “IB3 sea el medio de referencia de las Baleares, con una oferta innovadora, atractiva y de calidad que transcienda los límites de las Islas proyectando una imagen moderna y arraigada en sus valores”? Para qué seguir; ver para creer.

2 comentaris a “Ver para creer

  1. AMIC MIQUEL TOTALMENT D, ACORD. L,INTENCIÓ DE FER UNA MINISERIE REFERIDA AL BISBE, LA SEVA SECRETARIA…ME PAREIX DE VERGONYA!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *