Y correrá sangre…

No se dice; de ello no se habla. Tal vez ni se piensa. Nadie lo desea. Pero sucederá: correrá sangre ¿Quién o quiénes serán los responsables? Unos a otros se acusarán, pero correrá la sangre.

Y todo por carecer de memoria, de memoria histórica, de memoria democrática. Por olvidar el pasado próximo, medio y lejano… Y porque energúmenos han existido siempre.

Estamos acostumbrándonos a la violencia alrededor del deporte, del futbol, por ejemplo. Los propios clubs favorecen las hinchadas bajo mano para que no digan, pero les encantan porque sus gritos, muchas veces de guerra, animan al equipo y a sus jugadores; y les ayudan a ganar, es un acicate. En su círculo de influencia venden camisetas, bufandas, gorras, pinks, abalorios y otras muchas cosas. Entre los enfrentamientos de hinchas hay heridos y muertos. Es el momento de lamentarlo y proponer medidas pacificadoras, que pocas veces se cumplen y pronto se olvidan.

Y correrá sangre por el tema Cataluña.

No se dice; de ello no se habla…Nadie lo desea. Los ánimos se están caldeando. En las familias y entre los amigos se evitan comentarios y discusiones. No existen sospechas, cada cual sabe dónde está situado. Cataluña sí, España sí. Países Catalanes después.

Todo con paz, con racionalidad, con derechos, con legitimidad, con diálogo. Pero sin memoria, cerrando los ojos a la historia. No estamos en el 36. Los tiempos han cambiado, hay más cultura, educación, sensatez. Olvidamos hechos sangrientos no tan lejanos en el tiempo ocurridos en Europa. Aquí no va a pasar como…

Y nos olvidamos de los hinchas, de los exaltados, de los extremistas que conviven en nuestra sociedad, a quienes les estamos proporcionando vitaminas y reconstituyentes y se están poniendo en forma para explotar, como un volcán, llegado su momento.

Eso pasó con anterioridad. Revisemos la historia. Eso pasará porque estamos alimentando desentendimientos, rivalidades, recelos, desconfianzas y sentimientos de diferencias y discriminaciones, de superioridades. Y no de igualdad.

No necesitamos ataques del exterior, el enemigo está dentro. Y no hablo de fronteras geográficas ni ideológicas. El enemigo lo llevamos dentro de cada uno, es mi yo cuando pierdo la memoria de lo que soy capaz de pensar y de hacer.

Al tiempo.

5 comentaris a “Y correrá sangre…

  1. Barcelona,12 de Juny.17 – Judes, això és una olla que bull. Veurem si farà el tró. Gràcies pels bons consells i orientacions que semanalment ens has donat. Escrius molt bé.

  2. No creo que corra sangre. Más bien todo esta siendo un “juego” poco limpio en donde lo fundamental como siempre son los intereses económicos y al final después de todas las provocaciones “necesarias” el resultado será obtener mayor autonomía y mayor participación en los impuestos recaudados en la hacienda pública. Todos los conflictos tienen como trasfondo asuntos económicos (pueden ser territoriales o de poder) y para que exista un conflicto armado , tienen que existir dos ejércitos armados y enfrentados. No es este el caso. Puede que algún extremista al que le hayan espoleado sus emociones de patria y bandera cometa alguna acción fuera de orden , puede que corra sangre porque con los sentimientos no se debe jugar pero otra cosa es un conflicto armado. Creo que no hay lugar.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *